Buenos días amigos, en el espacio de hoy os dejo con algunas soluciones para las dificultades de tu hijo, a la hora de dormir.

Es muy frecuente que los pequeños comiencen a manifestar ciertos miedos que pueden hacer que su sueño se vea interrumpido.

Si quieres que tu bebé duerma bien, aquí te dejo algunas causas por las que pueden tener dificultades a la hora de dormir.

bebe

Entre el primer y segundo año suelen aparecer ciertos miedos a la hora de dormir, como el miedo a la oscuridad, la soledad, la noche, etc.

Puedes hacer diferentes métodos para invocar el sueño así adquiere tu hijo hábitos correctos y se sentirá seguro cuando conozcan que es momento de dormir, darles confianza es lo mejor.

Puedes poner una luz tenue en el cuarto o dejar la puerta entre-abierta, algo de música suave o palabras de confianza y amor al oido pueden ser de gran ayuda para que el niño supere su miedo.

Hay niños que se resisten a ir a la cama o que una vez acostados se levantan y lloran. Es por eso que debes ser muy precabido pues ciertas tácticas pueden convertirse en un juego para él en vez del momento en el que debe dormir.

Procura hablarle en voz baja y suave, no lo grites porque solo lo enojarás. Apágale la luz y tápalo hasta que se canse de hacer repetidas veces lo que venía haciendo. Una música suave antes de acostarse puede ayudar a tranquilizar al pequeño. Realiza esto siempre a la misma hora todas las noches.

Entre los 2 y los 3 años de edad, los niños necesitan dormir entre 9 y 13 horas al día. Es recomendable que duerman una siesta 2 o 3 horas después de comer y las demás horas en la noche. Si le cuesta dormir en la noche redúcele las horas de siesta.

Foto: portraitphotographerlondon

Dejar una respuesta