¿Buscas ideas? Los disfraces para Halloween no tienen por qué ser siempre comprados. Es una gran idea vestir a tu hijo, con un disfraz hecho por nosotros mismos. Desde luego que este pequeño soldadito de plástico recuerda a los reales, incluso se me vienen a la cabeza imágenes de la película Toy Story donde salen muchos de ellos.

disfraces de halloween

Hay disfraces para Halloween, muy llamativos, que podemos hacer en casa fácilmente. Incluso puedes reciclar algunas cosas que no utilices. En este caso lo único extra que necesitaremos serán los cuchillos o armas y la pintura verde.

Disfraces para Halloween: ¿Quieres vestir a tu hijo de soldadito?

Buscar ropa verde es la mejor idea, pero también puedes pintarla (con pintura para tela o con spray dejando secar muy bien) Para evitar tanta cantidad de pintura busca accesorios, ropa y complementos en color verde cirujano. En este caso el pequeño va vestido con una botas, un chubasquero, unos pantalones y sus correspondientes complementos.

Si tienes un casco que no utilices, puedes pintarlo con spray. Deja secar muy bien, antes de ponerlo en la cabeza de tu hijo. Las gafas (que pueden ser las de la piscina) y las armas de plástico, las podremos conseguir pero difícilmente en este llamativo verde. Por ello, es una solución pintarlas también. Por otro lado los guantes, si se pueden obtener en este color… todo esto es cuestión de imaginación y saber apañárnosla bien.

Para acabar, la piel del pequeño, la podemos ocultar con una malla verde, que deje respirar. También podemos adoptar otras soluciones como puede ser, pintarla. Para ello, utiliza pintura apta para niños y para la piel, de esta forma evitaremos alergias o dañarla. Como el disfraz es bastante cerrado, prácticamente solo deberemos pintar la cara (los ojos también van tapados por gafas)

Hay algunos disfraces que son dignos de ser retratados. Si queda bien el resultado final, puedes hacer fotos a tus hijos de forma tan simpática como la que vemos en la imágen. Han incluido la plataforma donde el soldado debe estar pegado, evidentemente es solo para la foto. El pequeño podrá correr y jugar, durante todo el día ¡pasándoselo en grande!

Fuente: wildinkpress

Dejar una respuesta