No hay nada más bonito en la vida que poder formar una familia con tu pareja, aunque no siempre es posible por diferentes problemas que pueden afectar tanto al padre como a la madre. Ante esta situación, la pareja puede acudir a alguna clínica de reproducción para conocer alternativas a la fecundación natural y de esta forma poder hacer realidad su sueño. Dentro de las técnicas de fecundación, nos encontramos la donación de óvulos, una técnica por la que las mujeres pueden donar óvulos para que otras mujeres con problemas de fertilidad puedan conseguir su objetivo de convertirse en madres.

La donación de óvulos es un acto altruista y generoso ya que ofrece la posibilidad a otra mujer de que se pueda convertir en madre. A pesar de esto, no es algo que se tenga que hacer a lo loco, sino que los expertos recomiendan meditar bien la decisión valorando los pros y los contras. Veamos a continuación cómo funciona la donación de óvulos.

Requisitos para ser donantes de óvulos

Como sucede con otras donaciones, no todo el mundo es apto para poder ser donante. Aquellas mujeres que deseen donar óvulos deben cumplir una serie de requisitos para ello. Entre estos podemos destacar:

  • Tener entre 18 y 35 años de edad.
  • Disfrutar de buena salud física y psíquica.
  • No contar con antecedente personales o familiares de enfermedades hereditarias graves.
  • No ser portadora de enfermedades de transmisión sexual.
  • Funcionamiento normal del aparato reproductor.
  • Reserva ovárica saludable.
  • Índice de masa corporal entre 18 y 25.

Si cumples estos requisitos, el siguiente paso sería acudir a una clínica de reproducción asistida para que os informen de todo el proceso y si finalmente decides ser donante, seguir avanzando con las siguientes fases.

Pruebas que se realizan antes de la donación

Tras el primer contacto, el siguiente paso será llevar a cabo un examen físico general con el objetivo de crear un historial clínico sobre la persona. Aquí se recogerán datos como la altura, el peso, color de ojos, etc. También se realizará una entrevista con un psicólogo que se encargará de realizar un examen psicológico exhaustivo. El objetivo de esto es verificar que estás en perfectas condiciones para formar parte del programa de donación de óvulos.

Como parte del proceso, también se hará un estudio ginecológico completo. Aquí se realizarán un amplio número de pruebas como citología, ecografía, … El objetivo no es otro que verificar el buen estado de salud de la donante y hacer que el proceso de extracción sea totalmente seguro.

Si los resultados de todos los estudios son óptimos, la candidata podrá formar parte del programa de donación de óvulos.

¿Cómo es el proceso de extracción del óvulo?

Respecto al proceso de donación de óvulos, se trata de una intervención sencilla que no presenta ningún tipo de riesgo. Suele durar entre 15 y 20 minutos, no sintiendo la donante ningún tipo de dolor al estar anestesiada. Pasadas un par de horas tras la extracción, la paciente puede irse a casa y realizar vida normal, siguiendo unas mínimas pautas médicas.

Antes de la extracción del óvulo, la donante será sometida a un tratamiento para la estimulación del ciclo ovárico y conseguir que de esta forma madure más de un óvulo en el mismo ciclo. Con esto lo que se busca es un mayor número de óvulos porque no todos llegan a ser realmente útiles para la donación debido a que no alcanzan el nivel de maduración adecuado.

Sin duda, la donación de óvulos se ha convertido en una opción muy recomendable para todas aquellas mujeres que quieren convertirse en madres pero que por ciertos problemas no pueden hacerlo de forma natural.

Dejar una respuesta