Un pequeño detalle que a largo plazo puede ser una verdadera solución para un problema de salud, y que no todas las madres consideran ante la gran cantidad de cosas indispensables que hay que saber y hacer cuando vas a ser madre, es plantearse donar el cordón umbilical de tu bebé.

En este post os vamos a hablar de para qué sirve donar el cordón umbilical y cómo puede hacerse. Pero para hablar de este tipo de donaciones tenemos que remontarnos a 1988 en Paris, donde se realizó el primer trasplante de sangre de cordón umbilical para ayudar a un niño afectado con anemia de Fanconi. Desde entonces se han realizando muchos más trasplantes de este tipo para curar más de 70 enfermedades como por ejemplo leucemias, síndromes mielodisplásicos, linfoma de Hodgkin, talasemia…

donar el cordón umbilical

Lo que realmente se aprovecha no es el cordón umbilical sino la sangre que contiene (conocida por las siglas SCU), pues contiene células madre especializadas en la renovación de células sanguíneas, algo que puede ser una verdadera solución para diversas enfermedades.

¿Cómo se realiza la donación del cordón umbilical?

La donación del cordón umbilical se lleva a cabo en el propio paritorio. Después de haber nacido el bebé y tras cortar el cordón umbilical, mientras la placenta está todavía situada en el útero, se realiza una punción en el cordón extrayendo la sangre de la placenta. Es muy importante recalcar la riqueza de células madre que contiene la sangre en este momento. Así mismo, esta pequeña intervención no entraña ningún riesgo ni para la madre ni para el recién nacido.

La sangre extraída se almacena en unas bolsas especiales, las cuales, se acompañan de una muestra de cordón umbilical. Éste, servirá para determinar la información genética, ya que es llevado a un Banco de SCU. Allí se procesa, dejando sólo las células madre; y se congela a una temperatura de -196ºC con el objetivo de disponer de ella cuando sea necesario.

Es importante comentar que las características genéticas al donar el cordón umbilical se incluyen de forma codificada en la base de datos de los Bancos de SCU. No obstante, aunque en nuestro país sólo existen siete bancos, hay una amplia red distribuída por todo el mundo que permite intercambiar toda la información.

En nuestro país, la búsqueda la coordina el Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO) ha sido creada por la Fundación Josep Carreras y tiene acuerdo con el Ministerio de Sanidad y Consumo. Así, la sangre se puede administrar a cualquier paciente del mundo que lo necesite. Por último, es preciso comentar que, el criterio que se valora al hacer la selección del receptor es la mejor compatibilidad posible.

¿Dónde inscribirse como donante de cordón umbilical?

En la web de fcarreras.org puedes encontrar mucha más información sobre el proceso de donar el cordón umbilical, pero básicamente lo que tendrás que hacer es consultarlo con tu medico quien te indicará una serie de papeles que tendrás que rellenar y en el momento del parto serás asistida para capturar esas células madre.

También puedes consultar información en los Bancos de Sangre de Cordón Umbilical públicos que hay en España:

  • Banco de Cordón de Barcelona (Passatge Taulat, 116 08019 Barcelona. T.93 557 35 05)
  • Banco de Cordón de Málaga (Avda. Dr. Gálvez Ginachero, s/n 29009 Málaga. T.951 03 41 00)
  • Banco de Cordón de Madrid (Avda. Democracia, s/n 28032 Madrid. T.91 301 72 00/01)
  • Banco de Cordón del CTS de Galicia (Avda. Monte da Condesa, 15700 Santiago de Compostela. T.881 54 69 00 y 900 100 828)
  • Banco de Cordón del Hospital Universitario de Canarias (C/Ofra, s/n La Cuesta 38320 La Laguna, Tenerife. T.922 678 645)
  • Banco de Cordón del CTS de Valencia (Avda. del Cid, 65-A 46014 València. T.96 197 16 00)
  • Banco de Cordón del País Vasco (Barrio Labeaga, s/n 48960 Galdakao, Vizcaya. T.94 400 71 50)

Como ves, ayudar a los demás puede ser más fácil de lo que pensamos. Con la donar donar el cordón umbilical podéis salvar muchas vidas y sin correr ningún tipo de riesgo por tu parte ni por la del bebé.

Dejar una respuesta