Es importante saber que tras el nacimiento del bebé, el cordón umbilical y la sangre que contiene son habitualmente desechados. En los últimos años se ha descubierto que esta sangre contiene un gran número de células madre que pueden ser utilizadas para la curación de algunas enfermedades que hasta ahora tenían un tratamiento muy difícil, como la leucemia y otras alteraciones de la médula ósea.  Las células madre de la sangre del cordón umbilical, por su grado de inmadurez, pueden adaptarse muy fácilmente a cualquier organismo, lo que reduce los problemas de incompatibilidad que hay en todo tipo de trasplante. Ante estas grandes posibilidades terapéuticas, se ha desarrollado en los últimos años la creación de bancos de sangre de cordón umbilical que necesitan de la donación de las madres que acaban de tener un hijo.

Una mujer embarazada que tenga pensado donar la sangre del cordón umbilical tras el parto, debe dirigirse a cualquiera de los Bancos de Sangre de Cordón Umbilical o a las maternidades asociadas para informarse y realizar los trámites legales necesarios. Tras el parto, la muestra pasa a pertenecer a la Red Española de Donación de Médula Ósea En España, la donación y almacenamiento de la sangre del cordón umbilical están reguladas y controladas por la Organización Nacional de Trasplantes, que supervisa los bancos de sangre de cordón umbilical y los registros de donantes existentes, lo que garantiza las normas para su extracción y uso.

Cuando una mujer ha decidido donar la sangre del cordón umbilical, pasará por varios pasos:

  1. Realización de una historia clínica de la madre en la que se detalle las posibles enfermedades infecciosas, sus condiciones hematológicas y cualquier otra incidencia sanitaria que desaconseje el uso de la sangre del cordón.
  2. En el momento del parto se hará a la madre un análisis de sangre para descartar cualquier proceso infeccioso que pueda ser transmitido por la sangre del cordón, especialmente hepatitis B y C, VIH y sífilis
  3. También se realiza un examen clínico del bebé tras el nacimiento

Hay que saber que la donación es completamente altruista y no se recibirá compensación alguna por ella.

Dado que las células madre de la sangre del cordón umbilical son completamente compatibles con la del propio bebé, algunos padres muestran su interés por conservar esa sangre con el fin de curar posibles enfermedades futuras de su hijo. Para ello también existen bancos privados de conservación de esa sangre, previo pago.

Dejar una respuesta