Buenos días amigos, hoy en Bebes2 hablamos sobre los colores a elegir para pintar la habitación de nuestro hijos.

Hoy  te dejamos algunas propuestas que puedes aplicar bien en pintura, papel pintado, algún tipo de revestimiento.. o lo que creas conveniente para equilibrar el resto de la decoración.

Con la llegada de nuestro bebé nos encanta diseñar el dormitorios, elegir entre diferentes elementos decorativos, el mobiliario, peluches y, por supuesto el color.

El color es una de las partes fundamentales de esta estancia, brinda sensaciones y emociones que retenemos con nuestros ojos.

Antes de tener al pequeño ya nos encontramos pensado en qué color poner en la habitación, sobre todo si eres primeriza.

En este campo podemos ayudarte, por ello te proponemos, concretamente hoy tres colores diferentes a elegir.

El color rosa es uno de los más elegidos, en muchos casos, para niñas. Es un color muy asociado además al mundo de la decoración de dormitorios infantiles.

Para que no quede tan pasteloso, siempre podemos jugar con las tonalidades. No es necesario recargar el ambiente, pues generamos demasiada saturación.

Intenta variar la tonalidad del rosa y añadir en algunos detalles o en una de las paredes un color más vibrante, pero intenta combinarlo con otro color como el blanco.

Un color rosa pálido ayudará a bajar la intensidad del ambiente, mientras que el color rosa más fuerte tiende a elevarla. Procura equilibrar los tonos.

Si lo hacemos correctamente crearemos espacios muy interesantes, sobrios, elegantes y modernos para el dormitorio de los más pequeños.

El color verde es otra opción. También podemos utilizarlo con otros colores y generar ambientes de calma y confort.

buscar en las paredes y/ o con el mobiliario y artículos decorativos, tonalidades verde musgo serían una opción. El verde puedes combinarlo con el celeste y el azul.

Si te encanta el color rojo, no te quedes atrás y atrévete! En muchas ocasiones implementar colores tan fuertes puede hacernos cambiar de idea o contenernos.

Pero como hemos dicho anteriormente si los sabemos combinar en su justa medida, quedarán espacios preciosos. Puedes dar algunos toques con la ropa de cama, alfombras o mobiliario.

Combinado con tonos fríos y neutros como un estupendo color verde oscuro quedará genial. El rojo levanta el ánimo y dará a tu bebé dinamismo.

Dejar una respuesta