Si eres una mujer que acaba de dar a luz, debes recuperar tu figura. Para recuperar la fuerza en los tejidos de sostén de la pelvis es importante realizar los ejercicios de Kegel inmediatamente después de dar a luz. Los ejercicios de Kegel consisten en contraer el periné (los músculos que rodean la uretra y el ano) como si quisieras retener la orina y las heces, manteniendo esta posición durante unos segundos.

Para empezar la sesión siempre es recomendable realizar algo de trabajo aeróbico, que nos servirá de calentamiento antes de iniciar la sesión de tonificación muscular.La intensidad depende de las condiciones físicas en las que te encuentres. Los médicos sugieren esperar tres semanas en caso de un parto vaginal y seis semanas después en el caso de un parto por cesárea. Una o dos semanas después de dar a luz puedes empezar a dar algunas caminatas cortas. Es mejor esperar a que la hemorragia se detenga para comenzar con caminatas más largas. Si estás cansada del encierro, puedes salir a algún parque cercano, hacer una caminata corta y tomar descansos.

La etapa del posparto no es la ideal para comenzar una dieta, en cambio, el comer una variedad de alimentos enteros y beber al menos 3 litros de agua por día, puede ayudarle a tu cuerpo a autorregularse. Para practicar ejercicio de forma vigorosa, probablemente tendrás que esperar a que tu hijo cumpla los tres meses de edad.

 

Dejar una respuesta