El 20% de la población española tiene problemas de fertilidad

En los últimos 40 años, la fertilidad ha sido una de las áreas de salud que más han avanzado en cuestión de investigación y técnicas reproductivas. Nuestro país está en cabeza en técnicas de reproducción en todo el mundo. La disminución de la fertilidad entre las mujeres ha sido un factor claves para que ocurra esto.

Según diversos estudios, hay muchos hábitos de la vida que afectan a la salud reproductiva. Entre ellos nos encontramos al uso de, cada vez más, productos químicos perjudiciales, el ritmo de vida que llevamos o el retraso de edad para ser madres. Según el portal MujerFertil, un 20% de la población menor de 40 años, tiene problemas para concebir un hijo. En el caso de las mujeres, este valor aumenta hasta un 30%. Aquí, situaciones anómalas como el ovario poliquístico o la endometriosis, son factores que marcan una baja tasa de fertilidad de las mujeres. A todo esto hay que sumarle una mala alimentación, el tabaco el consumo de alcohol.

Cada 4 de junio se celebra el Día Mundial de la Fertilidad para dar voz a este problema invisibilizado en muchas ocasiones y que se sufre en silencio en la mayoría de los casos. La Organización Mundial de la Salud reconoce este problema de salud como enfermedad común en las personas que están en edad reproductiva, la cual se considera en menos de 40 años.

La infertilidad está llena de prejuicios los cuales aún queda trabajo por eliminar, ya que es de los cuidados en salud a los que menos “atención” se presta de forma pública. Los médicos recomiendan que para mejorar este problema de salud generalizado cada vez más entre la población española, se preste atención desde una edad temprana. Con esto, las autoridades médicas indican que un cuidado de la salud sexual y reproductiva desde la juventud, prevendrá numerosos problemas futuros. Para ello desde mujerfertil.es recomienda tomar algunas precauciones o seguir alguno de los consejos más comunes que nos ofrecen los médicos.

Realizar las revisiones periódicas ginecológicas

Un correcto cuidado a través de las revisiones pautadas o en caso de observar algo extraño en el aparato reproductor femenino, puede prevenir enfermedades como el cáncer de cuello de útero, detección temprana de ovario poliquístico o infecciones. Para ello a las mujeres se les realizan citologías periódicas cada 3 años y otras revisiones ginecológicas en caso de ser necesario.

Cuidar la alimentación

El consumo de alimentos procesados, comida considerada “rápida” o “basura” y alimentos altos en grasas o azúcares pueden dar como resultado enfermedades como la diabetes, obesidad, colesterol y demás problemas que a la larga afectan al correcto estado del cuerpo, afectando así también a la fertilidad.

Evitar sustancias nocivas

El tabaco, el alcohol u otras drogas son sustancias que afectan desde un primer momento a la fertilidad además de poder derivar en otro tipo de enfermedades.

Practicar deporte y evitar el estrés

El ejercicio diario así como evitar exponerse constantemente a situaciones de estrés, dan como resultado a una mejor calidad de vida y de salud. Es recomendable realizar un ejercicio moderado o intenso de 30 minutos diariamente. El estrés es algo más complejo de controlar, pero los médicos recomiendan aprender a “guardar” un espacio durante el día en el que se realicen actividades que no supongan estrés o ayuden a relajarse como la meditación.

Ir arriba