En este artículo veremos cómo es la evolución motora y cognitiva de un bebé de 0 a 3 meses. En estos días descubrirá sus sentidos y todo lo que le rodea. Verás que en esta primera etapa crece muy rápido, ya que en apenas tres meses doblará su peso. A nivel de desarrollo, cada día hará una cosa nueva, y tendrás que ayudarle a conocerte. Cógelo, háblale, acarícialo y disfruta de su olor a recién nacido y de sus sonrisas.

Un recién nacido se pasa la mayor parte del día durmiendo. Sus primeros movimientos son mantener las piernas flexionadas y girar la cabeza de un lado a otro, además de apretar los puños de forma constante. También tiene actos reflejos, como el de presión al apretar tu dedo con fuerza, el de marcha, caminando sobre sus talones si le coges de las manos y le pones en pie, o el de Moro si, estando sentado, le dejas caer hacia atrás, verás cómo abre los brazos y los dedos, para luego cerrarlos.

El bebé suele dormir durante casi todo el día. Sólo se despertará y llorará si tiene hambre o está incómodo. Háblale y mírale, y podrás calmarle, ya que puede ver tu cara a una distancia de 30 centímetros. También reacciona a los sonidos y puede asustarse con ruidos fuertes

A los 2 meses empieza a incorporar nuevos movimientos, como levantar la cabeza unos segundos estando acostado y abrir las manos con frecuencia. A nivel visual, te mirará fijamente si estás cerca, fijará la vista en un objeto grande si está frente a él, además de seguirlo en un ángulo de 90º. También comienza a disfrutar y a distraerse con los juegos, además de reconocer a las personas que están a su lado. Haz un ruido y comprueba cómo mueve la cabeza hacia él. Ponle delante de un espejo y verás cómo sonríe.

A los 3 meses empezará a levantar la cabeza y el cuerpo apoyando los brazos en posición boca abajo. Si le coges, podrá sostener la cabeza un rato. Sus ojos ya pueden fijar la mirada y seguir un objeto 180º. En esta etapa tu bebé ya está más despierto y le gusta ver qué hay a su alrededor. Puede seguir a los objetos y a las personas en movimiento con la mirada. Háblale y verás cómo te responde con sonidos o sonrisas.

Dejar una respuesta