bebe

Algunos animales corren desde el día en que nacen, sin embargo, el ser humano debe esperar un tiempo, y lo hará de forma paulatina. Estos movimientos se desarrollan de forma gradual, es decir, empieza gateando, luego andando un poquito, hasta que anda y corretea a la perfección. Los primeros movimientos que lleva a cabo el bebé son movimientos sutiles que realiza al mismo tiempo que explora su alrededor. El bebé comienza con las primeras caídas, mientras va conociendo su alrededor. El ser humano es muy inteligente y muy pronto empieza a diferenciar entre los distintos tipos de texturas…

El primer movimiento corporal del bebé aparece cuando descubre que si clava los talones y empuja, sale propulsado hacia adelante. Aún así, está indefenso hasta que consigue hacerlo sin miedo. A medida que pasan las semanas, la movilidad se hace más evidente. El bebé intenta levantar la barbilla cuando está boca abajo, como si estuviera incómodo en esa posición. Esto sucede a las primeras semanas de su nacimiento, sin embargo, hasta pasados unos meses el bebé no controla su cabeza. A los cuatro meses, el bebé es capaz de empujarse con los brazos y, un poco más tarde, intenta hacer lo mismo con las piernas; es como si se preparase para gatear.

La siguiente fase incluye el desarrollo del deslizamiento, una especie de gateo en la que el bebé se impulsa a sí mismo con la barriga en el suelo y utiliza ambos brazos y piernas para moverse hacia delante. A los siete meses aproximados veremos como se sienta sin ayuda de los adultos, y poco a poco comenzará a gatear. Al año y medio empezaremos a ver los primeros pasos del bebé y veréis que será muy emocionante.

 

 

 

Imagen: casa actual

Dejar una respuesta