chupete-physio-bebe

El nacimiento del bebé conlleva muchísimas responsabilidades y atenciones que antes no tenías. Ahora, el descanso pasa a un segundo lugar, y vosotros estaréis las 24 horas del día para servirle al nuevo miembro de la familia. Dormir, podréis dormir, pero poco y mal ya que se despertará cada 2 o 3 horas y llorará porque tiene hambre. El cansancio se apoderará de vosotros y desearéis unas horas de descanso. Adaptarse a su ritmo durante las primeras semanas es difícil. Pero, aunque parezca complicado, dormir y descansar con un bebé nuevo en casa es posible.

Consejos para descansar con un bebé en casa

  • Ya sea por el día o por la noche debéis aprovechar cada momento para dormir, amoldándoos al horario del bebé. La falta de sueño no solo genera una sensación de mayor cansancio sino, también, otros efectos: mal humor, irritabilidad y menor capacidad de atención.
  • Debéis repartir las tareas de casa entre el papá y la mamá para no sobrecargar a nadie. Que una noche sea la madre quien deba levantarse para atender los lloros y la alimentación del recién nacido -mientras el padre duerme, y que la noche siguiente sea al revés.
  •  Aunque la madre le esté dando pecho, no es ningún problema sólo tendrá que sacarse leche con sacaleches y el papá podrá dársela con el biberón. O, por el contrario, acercar al bebé al pecho de la madre, para que esta lo pueda amamantar entre sueños.
  • Se debe tener mucha paciencia y tranquilidad ya que es inevitable que el pequeño llore, sobre todo entre los dos y tres meses de vida, cuando atraviesa la etapa de los llamados cólicos del lactante.
  • La alimentación de los papás debe ser especial y evitar el café o los refrescos de cola, incluso el chocolate, o comidas pesad porque poseen en su composición sustancias excitantes y pueden perjudicarte al dormir.

Dejar una respuesta