Los papás y las mamás deberán seguir el calendario de vacunas oficial para llevar a su bebé al día y no se debe interrumpir el ciclo. La primera vacuna infantil se  aplica en el momento del nacimiento y en el centro sanitario donde ha nacido el bebé, que será la primera dosis contra la Hepatitis B. A partir de esta y durante los dos primeros meses de vida, se le administrarán las siguientes: poliomielitis, diferia-tétanos-pertussis, H.influenzae b, Hepatitis B, Meningococo C, Neumococo, todo la primera dosis.

Las vacunas pueden producir algún efecto secundario en el niño como puede ser en el punto de inyección alguna rojez o fiebre moderada, pero que desaparece al poco tiempo. Las vacunas se pondrán a los 4 meses, a los 6 meses, a los 15 meses, a los 18 meses, a los 4 años, a los 11 años y a los 14 años. Después, dependerá de su situación.

Una vez ha nacido el bebé y abandona el Hospital con los papás, debéis llevarlo al pediatra en su primera semana de vida y una vez allí ya os dará el pediatra las indicaciones oportunas. El pediatra también podrá asesoraros en todos aquellos temas que considereis oportunos como alimentación.

El calendario de vacunas es dinámico y puede verse alterado por situaciones epidemiológicas especiales, por la disponibilidad de nuevas vacunas, vacunas combinadas, pentavacunas o por otros motivos. Además, en algunos casos, el bebé puede necesitar alguna vacuna más si tuviera algún problema. Otras no son obligatorias son recomendadas y serán los padres los que elijan si ponerla o no. No os preocupéis porque el pediatra os guiará en esta bonita aventura.

Dejar una respuesta