embarazo

Consumir alcohol en el embarazo no es nada beneficioso, todo lo contrario, es de lo más perjudicial para la salud de la madre y del feto. Lo cierto es que tomar un vaso de cerveza de vez en cuando es bueno, debemos beber con mucha moderación durante la gestación. Los últimos estudios han revelado que el consumo de alcohol antes del primer embarazo aumenta el riesgo de cáncer de mama. Al parecer, la probabilidad de tener cáncer de mama aumenta un 34% en comparación con aquellas mujeres que optan por bebidas no alcohólicas.

El estudio, cuyos datos se han publicado en la revista ‘Journal of the National Cancer Institute’, explica todo los datos relevantes de dicha investigación. El consumo de alcohol que había realizado la mujer hasta su primer embarazo se asoció con el riesgo de cáncer de mama y BBD proliferativa, independientemente de la bebida que hubera tomado después de ese embarazo. Los datos indicaron una relación dependiente de la dosis, lo que significa que cuanto más alcohol toma una mujer durante ese tiempo, mayor es la probabilidad de desarrollar cáncer de mama.

Los investigadores también informan que beber alcohol después del primer embarazo se asoció con riesgo de cáncer de mama, pero no de BBD. En definitiva, lo aconsejable es dejar de beber alcohol un año antes de querer quedarte embarazada para proteger nuestra salud.

1 comentario

  1. que bueno que existen estos sitios donde nos brindan este tipo de informacion que es tan importante

Dejar una respuesta