Me encantan un buen cuento infantil, que diga.. leerlo a los más pequeños! por eso hoy os dejo con este clásico de los clásicos. Ya sabéis que me encanta decir que es bueno el que ayudéis a fomentar el hábito de lectura en casa. Y todo puede comenzar por un buen cuento, antes de dormir quizás.

Hay tantas historias que han sido contadas y tantos cuentos que se contarán, que puedes pasar toda una vida leyendo. Hoy os dejo con la clásica historia del ratoncito pérez, ideal para que los niños sepan un poco más a cerca de su historia. Si alguna vez le has hablado de este pequeño ratón, que deja dinero a cambio de los dientecitos de leche, seguro que tu hijo tendrá ganas de leer el cuento.

Es una idea, hacer esto, antes de irse a dormir. Si es muy pequeño y no sabe leer, leelo tu y listo. Verás como en poco tiempo estará durmiendo como una marmota. Como es un cuento un poco largo, aquí os dejo la primera parte y en el siguiente artículo la segunda. Espero que os guste tanto como a mi!

ratoncito

EL RATONCITO PÉREZ 

Erase una vez Pepito Pérez , que era un pequeño ratoncito de ciudad , vivía con su familia en un agujerito de la pared de un edificio.

El agujero no era muy grande pero era muy cómodo, y allí no les faltaba la comida. Vivían junto a una panadería, por las noches él y su padre iban a coger harina y todo lo que encontraban para comer. Un día Pepito escuchó un gran alboroto en el piso de arriba. Y como ratón curioso que era trepó y trepó por las cañerías hasta llegar a la primera planta. Allí vió un montón de aparatos, sillones, flores, cuadros…, parecía que alguien se iba a instalar allí.

Al día siguiente Pepito volvió a subir a ver qué era todo aquello, y descubrió algo que le gustó muchísimo. En el piso de arriba habían puesto una clínica dental. A partir de entonces todos los días subía a mirar todo lo que hacía el doctor José Mª. Miraba y aprendía, volvía a mirar y apuntaba todo lo que podía en una pequeña libreta de cartón. Después practicaba con su familia lo que sabía. A su madre le limpió muy bien los dientes, a su hermanita le curó un dolor de muelas con un poquito de medicina.

foto: thenervousbreakdown

Dejar una respuesta