deporte embarazo

Las últimas investigaciones han declarado que la practica de deporte en la mujer embarazada es muy beneficioso para el bebé, sobre todo, para su corazón. La práctica habitual de ejercicio favorece un ritmo cardiaco más bajo en el bebé, signo de un corazón fetal saludable. Por ello, se aconseja practicar deporte moderado y constante durante el embarazo. Eso sí, siempre debe ser bajo supervisión médica ya que no todas las embarazadas podrán practicar deporte. En el embarazo de riesgo debemos tener cuidado con nuestra rutina.

Aunque todavía se desconoce la causa exacta por la que el feto adquiere los beneficios del ejercicio materno, se cree que las hormonas segregadas tras la práctica de deporte, las conocidas endorfinas, traspasan la placenta durante la actividad física favoreciendo el desarrollo del corazón del feto y haciendo, en definitiva, que el niño esté más cardioprotegido desde el momento de nacer. Además, como ya sabréis, el deporte es muy beneficioso para la embarazada. Hacer ejercicio durante el embarazo puede ayudarte a controlar el peso y alivia los dolores de espalda y los problemas circulatorios.

A pesar de que el deporte y la práctica de actividad física son necesarios en cualquier momento de nuestra vida, la FEC recomienda a la futura madre consultar siempre con el obstetra qué ejercicios hacer y en qué intensidad puede realizarlos. Lo más aconsejable es caminar a paso ligero, practicar yoga o pilates. Además, los estiramientos le ayudarán a afrontar el parto en mejores condiciones.

 

Dejar una respuesta