pies

Durante el embarazo sufrimos varios dolores, sobre todo físicos. Los dolores de cabeza son comunes durante el embarazo. Es posible que sienta un estiramiento o dolor en la parte baja del abdomen durante el embarazo, generalmente en un lado o el otro. Otros muchos dolores que sufrimos las embarazadas durante la gestación. Sin embargo, hoy nos quedamos con el dolor de pies.

El dolor de pies es muy común de todas las embarazadas. Las mujeres parecen sufrir una especie de amnesia selectiva tras el nacimiento de sus primeros hijos. Cuando ya están en sus brazos se olvidan de los dolores del parto, el calor que tenían y la anticipación nerviosa. Pero la única cosa que sin duda no olvidarán, es el insoportable malestar de pies. La hinchazón no es la única cosa que puede suceder a tus pies durante el embarazo. El colapso de los pies es también un problema bastante común. Debido a lo mismo, en muchas ocasiones se produce lo que los expertos llaman fascitis plantar, que causa un intenso dolor en el talón.

Los pies sufren mucho durante el embarazo. Las molestias, dolores, edemas o rozaduras acompañan a muchas mujeres, que se ven obligadas a cambiar de calzado sobre todo en los últimos meses de gestación. En algunos casos, todo vuelve a la normalidad tras el parto; pero en otros muchos, las alteraciones se hacen permanentes. En el caso de notar algún cambio en el pie después del embarazo, se recomienda consultar con un especialista sólo cuando exista dolor.

 

Dejar una respuesta