embarazo

El embarazo te hace verte radiante y llena de vida.  Tus ojos brillan revelando el misterio que llevas dentro, tu pelo y tu piel muestran un especial brillo. La maternidad cambia a las mujeres tanto física como emocionalmente. Los únicos inconvenientes de belleza durante el embarazo son las estrías, la celulitis o el sobrepeso durante el embarazo se pueden prevenir cuidando aspectos como la alimentación o haciendo un poco de ejercicio. Por lo tanto, aprovéchate y siéntete guapa durante la gestación. Debes saber que el mejor aliado para el cuidado de tu aspecto durante el embarazo es la constancia y la prevención y que la mayor parte de estos cambios desaparecen después del parto.

El embarazo supone durante algunos meses una mejora fantástica para las mujeres; lucimos un pelo mucho más brillante y voluminoso, la piel está más tersa y radiante, nuestra felicidad sale a relucir… Algo que debes saber  es que después del verano, el rostro de la embarazada necesita cuidados específicos. Es importante recuperar la piel y prepararla de cara al otoño, ya que los cambios de temperatura hacen estragos en el cutis. Durante el embarazo debemos usar siempre protección solar. Evitamos así las manchas y el oscurecimiento de la piel, sobre todo de los lunares y las pecas, y la aparición del cloasma.

Durante el primer trimestre la naturaleza nos ayuda a lucir radiantes. Conforme pasan los meses, y tu físico cambia, puedes pasar momentos de no verte guapa y sentirte decaída. Piensa que esto cambiará en los próximos meses y seguirás siendo la chica bella que siempre has sido.

 

 

Dejar una respuesta