bebe

Las heces de los bebés varían dependiendo del tiempo que lleven nacidos, en su forma, color, consistencia y frecuencia. Cuando maman de la madre suelen presentar deposiciones blandas y frecuentes en las primeras semanas de vida. Después, su emisión se va espaciando pudiendo transcurrir varios días entre una y otra. El bebé criado a biberón tiene habitualmente heces más consistentes. En las primeras semanas, lo normal es que evacúe de 4 a 6 veces al día.Con el biberón es más frecuente que el bebé pueda estreñirse y, por ello, puede tener heridas en el ano.

A los meses, cuando los niños empiezan a caminar, el estreñimiento puede deberse a una alimentación inadecuada que deja pocos residuos, como exceso de leche, yogur, galletas y/o rechazo a las verduras y frutas. Para que nuestro pequeño esté bien alimentado, una vez tiene casi un año, debemos darle los siguientes alimentos:

Frutas. Zumos, papillas o puré casero, compota, mezclas, papillas industriales.

Cereales. Papillas dulces, pan, fideos y otros productos farináceos.

Legumbres, verduras y hortalizas. Caldos, purés.

Carnes y pescados. Ave, ternera, cerdo (jamón), hígado, sesos y pescados blancos.

Otros. Huevos, arroz y mantequilla.

¿Qué debe comer el bebé según el tiempo que tengan?

Hasta los 4 meses, el bebé debe tomar sólo leche, si es materna, mejor que mejor. Después, leche, papillas sin gluten y algunos zumos de frutas. Cuando llegan a los 5 meses, unas compotas de frutas y papillas con glúten. A los 7 meses se recomienda la leche de continuación, y verduras y hortalizas. A los 8 meses, carnes magras, leche y yogur fermentado y aceite de oliva. A los 9 meses, yema de huevo, pescado blanco, etc. A partir del año, pasta, el huevo entero, queso fresco, cualquier verdura… a partir de los 13 meses, se le debe ir dando cualquier alimento, poco a poco y con cuidado que le siente bien.

Dejar una respuesta