El test de O’Sullivan es una prueba que se realiza a la embarazada durante el segundo trimestre del embarazo y que sirve para detectar la diabetes gestacional. Normalmente se realiza dentro de la analítica de control de la semana 24 de embarazo. En concreto, este test determina la cifra de glucosa en sangre venosa una hora después de haber tomado 50 gramos de ésta por vía oral.

Si este test da positivo, te tienen que repetir la prueba tomando la misma cantidad de glucosa, pero te tomarán una muestra de sangre a los 60 minutos, a los 120 minutos y a los 180 minutos. Este test sirve para detectar la diabetes gestacional.

La diabetes gestacional que se desencadena en el embarazo y desaparece después del parto, puede traer graves consecuencias para el bebé si no es detectada a tiempo. El peligro de este exceso de azúcar es que el bebé pueda crecer más de lo normal, lo que podría obligar a una cesárea.

Las embarazadas que presenten parámetros alterados deben someterse a una sobrecarga de glucosa, que ha de realizarse por la mañana, con un ayuno de 8-14 horas y, durante la misma hay que estar sentado.

Este test se realiza a todas las mujeres gestantes para controlar su nivel de azúcar. Si se detectara una diabetes gestacional, tu médico te dará un tratamiento basado en una dieta baja en calorías, realizar ejercicio físico y si fuera necesario, tratamiento farmacológico, consistente en insulina. Habitualmente será el endocrino el que lleve el control del embarazo a partir de entonces.

Dejar una respuesta