Muchas mujeres embarazadas sufren algún trastorno alimentario durante la gestación. Al aumentar de peso debido al embarazo, muchas mujeres no se sienten a gusto con su cuerpo y dejan de comer o, por el contrario, comen mucho más de lo necesario y llevan una alimentación con sobrepeso. No sólo los trastornos alimenticios pueden causar problemas perjudiciales en la salud de la mujer si no que también afectan al bebé.

embarazo

La obsesión con el peso puede provocar a las futuras madres ansiedad con respecto a los cambios del cuerpo. La pregorexia es el término que se utiliza para describir las manifestaciones de trastornos alimentarios durante el embarazo, lo que podría incluir dietas y ejercicio intensos, pero también comer en exceso y vomitar. Por lo general, la mujer que sufre pregorexia no acepta los cambios fisiológicos del embarazo en su cuerpo por lo que come menos de lo que debería y realiza ejercicio físico en exceso.

Durante el embarazo se recomienda aumentar el peso entre 10 y 13 Kg, siempre que el peso de la mujer fuera el adecuado a su edad y altura. Las mujeres que lucharon con trastornos de la conducta alimentaria anteriormente tienen más probabilidad de presentar trastornos alimentarios durante la gestación. Es importante que cuidemos nuestra salud, llevemos una buena alimentación, comamos todo lo que necesitamos y no perdamos peso ya que no es un buen momento para adelgazar. Siempre podréis hacerlo una vez que déis a luz.

Dejar una respuesta