Una de las decisiones más complicadas a las que los padres tienen que hacer frente cuando van a tener un bebé, es la elección de las sillas de paseo. Puede parecer que se trata de algo sencillo y rápido, pero cuando te pones a buscar información por la red, te das cuenta que no es así. En el mercado nos encontramos una amplia gama de modelos, cada uno de ellos con diferentes características que las hacen muy interesantes. Es aquí donde empieza el verdadero problema a la hora de elegir nuestra silla de paseo, más aún si también pedimos consejos a amigos y familiares. Cada uno de ellos nos dirá una cosa diferente. Debido a esto, hoy en nuestro portal os queremos ayudaros a tomar la decisión perfecta a la hora de comprar una silla de paseo.

Sillas de paseo reclinadas

Aunque la mayoría de las sillas de paseo ya son reclinadas, aún es posible encontrarnos algunas que cuentan con un respaldo fijo, algo que no es recomendable cuando el bebé aún no se mantiene solo sentado. La mejor opción es decantarse por sillitas que se reclinen 180 grados, aunque estas suelen ser más caras que las fijas.

En el caso de que vuestro bebé ya se mantenga solo sentado y penséis utilizar estas sillas en trayectos cortos, podríais apostar por las de respaldo fijo, aunque mi recomendación es que siempre que podáis, adquirir una que se pueda reclinar para mayor comodidad de nuestro pequeño.

Si os decantáis por una silla reclinable, mirar que el sistema para reclinar el asiento sea sencillo de utilizar y que no realice movimientos bruscos. Pensad que hay ocasiones en las que hay que moverlo con nuestro bebé durmiendo.

Reposapiés de las sillas

Otro de los aspectos a tener en cuenta, es que el reposapiés de la silla sea regulable para adaptarlo a las necesidades de nuestro pequeño. La mayoría de las sillas actuales ofrecen este tipo de reposapiés, pero nunca está de más preguntar antes de decantarse por uno u otro modelo.

Estilo de vida que llevamos

Está claro que no todo el mundo hacemos las mismas cosas. Hay quien utiliza mucho su vehículo y necesita una silla más ligera y que se pliegue fácilmente, o personas que viven en el campo y necesitan carros más robustos. Debido a esto, las necesidades pueden cambiar. Veamos algunos casos:

  • Si utilizamos mucho el coche, necesitaremos una silla que pese poco y de pliegue fácil.
  • Para los que vivan en un bloque sin ascensor, el cochecito debe ser lo más ligero posible. Si no es así, cada vez que lo subamos será una tortura.
  • En el caso de vivir en el campo, la mejor opción es que la silla de paseo tenga ruedas más grandes y una buena suspensión.
  • Para aquellos que vivan en grandes ciudades, la silla tienes que ser muy manejable y que pueda ser manejada con una mano en caso de necesidad.

Presupuesto

Vale, todo lo anterior es muy bonito pero al final el que manda es el bolsillo. Las sillas de alta gama son mucho más caras que otras de un nivel más bajo. Lo que debemos tener claro es si realmente vamos a necesitar un modelo superior o si nos podemos apañar con algo más económico. Es muy importante ser realista con el dinero que nos queremos gastar para no comprar algo que no podemos pagar. Por este motivo, antes de ver las características de una silla de paseo, yo os recomiendo que miréis su precio. Ya entonces, si os cuadra, podréis entrar a mirar sus características.

Si vosotros ya habéis comprado una silla de paseo, ¿en qué os fijasteis para decantaros por ese modelo? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

1 comentario

Dejar una respuesta