Aunque no lo parezca debido a los días grises o lluviosos, estos meses son un buen momento para las mujeres embarazadas en otoño. Con sus ventajas y también sus desventajas (resfriados o gripes) otoño es un mes maravilloso donde la calma suele reinar en el hogar y podemos dedicar más tiempo a nosotras mismas y a prepararnos para embarcar en esta aventura.

Embarazadas en otoño: cuida tu piel más que nunca

embarazadas en otoño
Fuente: womenshealthmag

La hidratación

Indiferentemente del mes en el que nos encontremos, es importante cuidarnos la piel. Si ya lo es sin estar embarazada… en este estado aún es mayor la precaución. La piel comienza sus cambios pues ha de estirarse para albergar esa barriguita. Por este motivo se vuelve más delicada y hemos de hidratarla con mayor frecuencia.

Además de beber suficiente agua también hemos de utilizar crema protectora. En otoño también debemos hacerlo pues el sol incide igualmente en la piel. En los días más nublados también podemos ponernos protector. Todo esto evitará que las manchas más comunes aparezcan. Si quieres saber más a cerca del cuidado de la piel en mujeres embarazadas, echa un vistazo al link.

Los sabañones

Los sabañones típicos de épocas frías suelen salir a traición y donde menos te lo esperes. Desde las orejas, la nariz, los labios y hasta en el lugar más popular ¡los dedos! Si eres una persona propensa a los sabañones debemos tener especial cuidado con los cambios de temperatura y tomar las medidas oportunas.

Es importante protegernos del frío y más cuando salimos del interior de una casa (calentita) al exterior donde de repente hace frío. En otoño y en invierno las temperaturas bajan y este cambio puede hacer que surjan los primeros doloroso, pinchantes y rojizos sabañones. De todas maneras, si crees que te salen demasiado puedes consultar con el médico.

Abriguemonos adecuadamente según el frío de la zona

embarazadas en otoño
Fuente: mombirthcentre

Para evitar lo anteriormente dicho y además no pasar frío debemos abrigarnos según el clima que haga en nuestra zona. Con el cambio climático los inviernos son más suaves y los veranos más secos y largos. Nuestro planeta está sufriendo, pero amén de esta frase en las mujeres embarazadas es vital que nos abriguemos, también en función de nuestra temperatura corporal.

Es bueno adoptar estupendos hábitos para protegernos del frío ya sea con guantes, gorros o bufandas. Pero también es posible que te des cuenta de que en otoño no necesites utilizar tanto el abrigo o al menos puedes posponerlo hasta más tarde. El cambio hormonal y el aumento de peso hace que la temperatura corporal suba un poco.

¡No olvides la vacuna de la gripe!

embarazadas en otoño
Fuente: whattoexpect

Prevenir la gripe a toda costa es vital para cualquier mujer embarazada; pues en este estado pertenece al grupo de riesgo. Esto no significa que puedas cogerla con más facilidad que otros años, sino que si te contagias de gripe puede que se complique debido a que estás embarazada.

Ahora en octubre y hasta marzo tienes la posibilidad de vacunarte antes de contraer la gripe. No estás obligada pero si es importante que lo medites. Piensa que es la manera más segura de evitar problemas de complicaciones durante el embarazo e inmuniza de manera pasiva al feto hasta que cumple los 6 meses de vida, de bebé.

¿Cuándo debemos estar alerta? Cuando hemos contraído la gripe en la última etapa del embarazo. En este momento puede provocar un parto prematuro o que el bebé esté bajo de peso al nacer. Pero si ya la has contraído lo único que puedes hacer es descansar mucho, estar de reposo, beber mucha agua, tomar zumo natural, infusiones, caldos… y preguntar al doctor sobre cualquier otra duda.

Embarazadas en otoño: evitar el sendentarismo

embarazadas en otoño
Fuente: reference

A no ser que el médico te lo haya recomendado o mandado por tener un embarazo de alto riesgo, la idea es no caer en esta rutina que se aposenta y que invade hasta nuestra alma. Aunque haga frío fuera siempre hay actividades que se pueden desarrollar al aire libre los días de sol y que disfrutaremos mucho de ellas, como: caminar y pasear, correr, visitar ciertos lugares, practicar algún deporte (con cuidado de tu estado).

embarazadas en otoño
Fuente: canadianpodcastbuffet

Dentro de casa también podemos hacer actividades que no sean el sofá y la televisión. Pilates y yoga son estupendas maneras de estirar el cuerpo y corregir la postura. Si quieres más información echa un vistazo a las mejores asanas para mujeres embarazadas.

Eliminando los deportes de riesgo, practicar ejercicios adecuados a tu estado y mes de embarazo te harán sentir más fuerte, tonificada y ágil; además, tendrás menos estrés y ansiedad y te enseñará a controlar tu respiración en el parto.

Embarazadas en otoño: cuida tu alimentación

embarazadas en otoño
Fuente: nutrissomacursos

Es importantísimo mantener una dieta sana y equilibrada durante el embarazo. Piensa que todo lo que comas y bebas irá a parar a tu hijo/a. Así que recuerda integrar un buen plan de alimentación durante estos meses.

Procura no comer más cantidad de comida sino comer mejor y hacerlo varias veces al día, es decir más repartido. Lo normal en el embarazo es aumentar de peso entre 9 y 11 kilos, dependiendo de muchas otras cosas. Así que comienza por servirte platos sencillos y con pocos ingredientes que son fáciles de elaborar, sanos y nutritivos.

Procuremos hacer unas 5 ó 6 comidas al día pero que ninguna sea copiosa. La idea es comer mejor y así notarás como te dan menos mareos por bajos niveles de glucosa. También debes incluir alimentos ricos en nutrientes, grasas insaturadas e hidratos de carbono (estos últimos, como un 50% de nuestra dieta). Incluye las vitaminas B, C y D para fortalecer las defensas. Por otro lado evita las calorías vacas como las que generan, por ejemplo, los refrescos con gas.

Embarazadas en otoño: informante sobre el parto

embarazadas en otoño
Fuente: medariaco

Por último, y además de muchas otras cosas, en otoño podemos leer tranquilamente en casa o estar informados a través de programas, revistas, documentos digitales. Hay una gran fuente de información sobre el tema del embarazo y como afrontarlo. Puedes investigar sobre las dudas que tengas o cómo va a ser el parto. Eso sí, ten cuidado con lo que lees porque no todo es verdad; así que es bueno verificar esa información.

En estos meses puedes asistir a clases especiales, a talleres o a cursos. Tómate este mes de descanso, en la medida de lo que puedas, e incluye las cosas que más te gusten y que no impliquen un riesgo para la vida que está por llegar. Si quieres saber más echa un vistazo a, el embarazo mes a mes.

¿Qué te han parecido estos consejos para las mujeres embarazadas en otoño? ¿Podrías añadir más consejos?

Dejar una respuesta