embarazo

La historia es así, si durante los nueve meses de gestación la mujer embarazada cuida su alimentación, practica ejercicio, acude a las visitas del médico y evita cualquier hábito poco saludable, el bebé nacerá sano. En cambio, una mujer que descuida su alimentación, tiene hábitos poco apropiados como tomar alcohol, entre otros… tendrá más riesgo de tener un bebé enfermo. En un embarazo es importante cuidar tanto a la madre como al bebé, para que en el futuro nazca un niño sano. Para ello debe existir el cumplimiento de cuidados desde la concepción.

Las visitas al ginecólogo son muy importantes ya que podrán detectar alguna posible enfermedad y tendremos más oportunidad de cuidar a nuestro futuro bebé. Tened en cuenta que la ciencia ha avanzado mucho y durante los 9 meses nos pueden hacer diversas pruebas que detecten cualquier anomalía. Además, un feto bien alimentado será un bebé sano. Debemos acostumbrarle a comer bien desde el primer mes de embarazo. Es muy importante entender que la mejor forma de reducir las posibilidades de que el bebé nazca con un defecto congénito es mediante el consumo de vitamina B. La cantidad y el momento de tomar esta vitamina es vital para su eficacia. Las mujeres durante el embarazo deben tomar 0.4 mg de ácido fólico diariamente.

Una vez que hemos seguido estas buenas recomendaciones y el bebé ha nacido, comienza la etapa más difícil. Ahora, se recomienda darle leche materna ya que contiene más propiedades que una leche normal para bebés. Si hacemos todo bien, no tendremos problemas futuros.

 

Dejar una respuesta