-

¿Embarazo y mascotas son compatibles?

Una gran pregunta es saber si las mujeres pueden convivir con mascotas durante el embarazo. Según los expertos puedes hacerlo, pero debes ser muy cuidadosa con la higiene.

Además, tiene que tener en cuenta que estás viviendo uno de los momentos más especiales de tu vida, es normal que te pueda preocupar si las mascotas van a aceptar al nuevo miembro de la familia.

También debes conocer los posibles riesgos de convivir con animales durante el embarazo, pero siguiendo las indicaciones de los expertos al pie de la letra y teniendo ciertas precauciones, la compañía de los animales puede ser muy beneficiosa en muchos aspectos.

Consejos sobre las mascotas en el embarazo

Si tu mascota es un gato

Puedes comentarle al ginecólogo que convives con un gato o perro, para que te realice las pruebas necesarias para saber si has pasado por ejemplo la toxoplasmosis.

A partir de esas pruebas, él te dará pautas sobre cuidados de higiene y alimentación que deberás seguir a rajatabla durante el embarazo para tener un embarazo totalmente sin riesgos.

La toxoplasmosis es una infección provocada por el parásito toxoplasma gondii. La manera de contagiarse es al comer carne mal cocida e infectada o teniendo contacto con tierra o heces de gato que contengan este parásito.

Recordemos que: aproximadamente seis de cada mil mujeres, contrae toxoplasmosis durante el embarazo.
La posibilidad de infectar al feto es de una en un millón, a una en diez millones.

Riesgo y prevención

Durante los tres primeros meses de embarazo el riesgo de que el bebé se infecte es bajo. Aunque es muy probable que seas inmune a este parásito es importante que durante el embarazo tomes las siguientes precauciones:

  • Siempre que nos des un gato lávate las manos inmediatamente
  • Si tienes gato debes desparasitarlo regularmente y evitar tocar su cajón de arena.
  • Al realizar trabajos en el jardín utiliza guantes.
  • Lávate las manos frecuentemente.
  • Puedes realizarte la prueba de sangre para determinar si has sufrido toxoplasmosis alguna vez, y si eres inmune a ella.
  • Antes de tomar cualquier decisión no dejes de consultar a tu ginecólogo.
También te puede interesar:
Cómo dormir bien durante el embarazo ¡Descansa!

Si tu mascota es un perro

Debes de llevarlo al veterinario para comprobar que tiene en regla todas sus vacunas. Las más importantes son el parvovirus, el coronavirus y la rabia.

  • También es muy importante tener medidas adecuadas de higiene en la mascota para prevenir riesgos.
  • Debes evitar encargarte de la limpieza de los excrementos del animal y en caso de que no sea posible, hacerlo con guantes.
  • También los expertos indican que durante el embarazo no debes exponerte a los lamidos de los perros, o al contacto con la boca del animal, porque tienen gran cantidad de bacterias y parásitos.
  • También debes tener especial cuidado en tu alimentación y comida para evitar que el can contamine los alimentos.
  • Además, debes entrenarlo para que duerma solo y no jugar ni dormir en el cuarto destinado para el bebé.
  • Enséñale a jugar sólo con sus juguetes y busca un lugar especial donde él pueda descansar, y deja que se acostumbre.
También te puede interesar:
Asistencia en la maternidad

Beneficios de las mascotas durante el embarazo

Según estudios realizados por científicos, el perro ayuda a las embarazadas en muchos aspectos. Ayuda a evitar el sobrepeso durante el embarazo, ya que las caminatas al aire libre son un ejercicio sano y el perro motiva a las mujeres para que salgan de paseo, incluso durante su embarazo.

También de esa manera se incrementa el riesgo de nacimientos prematuros y complicaciones durante el parto al realizar ejercicio. Además de proporcionar constante compañía y cariño, y reducir el riesgo de padecer depresión y estrés en las embarazadas.

También existen beneficios después del parto, ya que los bebés que conviven con animales crecen más sanos y fuertes al estar en contacto con mayor número de bacterias que le ayudan a fortalecer sus defensas.

También te puede interesar:
Consejos para sobrellevar los cambios durante el embarazo

Los gatos van ayudar a calmar tus ansias ya que demuestran confianza y felicidad a través del ronroneo. Te vas a sentir mimada tranquila y te va ayudar a sentir bienestar, muy importante en esta etapa para ti y tu bebé.

Vas a estar siempre protegida ya que los gatos son muy intuitivos y podrás notar más que nunca sus gestos protectores. Siempre buscará cobijarte y darte calor posándose sobre tu pancita.

Importante

Recuerda que abandonar a tus mascotas no es una opción ya que los animales sienten y necesitan de ti tanto como en algún momento tú podrías necesitar de ellos.

Tanto los perros como los gatos son una excelente compañía para esta etapa, sólo debes informarte y llevarlos al veterinario. Si tienes en cuenta todas las recomendaciones y los cuidados pertinentes, puedes vivir esta etapa acompañada de tus mascotas recibiendo y dando todo el amor como siempre lo han hecho.

Aunque algunas mascotas sean más independientes no significa que debas dejarlos de lado, toda mascota necesita amor y cuidados ¡siempre recuérdalo!

También te puede interesar:
La digestión lenta en los embarazos

Lo último...

¿Cómo ayudar a tu hijo a ser independiente?

Para criar a un niño independiente y seguro de sí mismo es muy importante saber en qué momento intervenir, y en que otros dejar...

Genitales: la importancia de llamarlos por su nombre

La importancia de que los niños digan por su nombre a los genitales es para que los acepten como tal, de otra manera el...

¿Cómo elegir la talla adecuada para la ropa de bebé?

La llegada del nuevo bebé es un momento mágico y esperado, no solo por los padres, sino por todos los seres cercanos al pequeño....

Joolz HUB+, un cochecito de paseo compacto y ligero para conquistar la ciudad

Cuando una familia busca un cochecito de paseo para su bebé, lo que busca es comodidad y que sea ligero a la hora de...

Bicicletas sin pedales: ¿qué beneficios que tiene para los niños?

Las bicicletas sin pedales están pensadas para niños a partir de 2 años. Sabemos que no es una tarea fácil aprender andar en bicicleta...