embarazo

Os vengo a contar un caso del primer trasplante de útero que se ha realizado en el mundo. Hace meses, se trasplantó a una mujer, un útero que provenía de una mujer ya fallecida. La buena noticia es que la ciencia avanza y podemos ver trasplantes de todo tipo. La mala noticia es que después de quedarse embarazada, ha perdido el bebé que esperaba, después de ocho semanas de embarazo. Este aborto supone un duro revés para esta técnica experimental, que hasta ahora no había logrado el embarazo de ninguna otra mujer tras un trasplante uterino.

Una mujer de 22 años, nació sin útero, por lo que fue sometida a un tratamiento de fertilización in vitro. Tras el trasplante, en agosto de 2011. El pasado mes de abril de abril, la joven anunció que estaba embarazada. Aunque haya abortado, no quiere decir que esté dando problemas, si no que ha sucedido algo que no se esperaba. Esta mujer podrá volver a intentarlo y a quedarse embarazada de nuevo. La revisión de las ocho semanas reveló que el corazón del embrión ya no latía. El estado de salud de la madre está bien y fuera de peligro.

Una de cada 5.000 mujeres del mundo nace sin útero y otras miles de mujeres se ven obligadas a un trasplante de órgano por cáncer u otras enfermedades, lo que las incapacita para el embarazo. Este no es el único caso de trasplante de útero. Además, después se llevó a cabo otro en Suecia, trasplante de madre a hija aunque por ahora la receptora no se ha quedado embarazada.

Dejar una respuesta