¿Ya has hecho alguna compra estas rebajas? ¿Cómo las planteas? ¿Sales a la calle a ver qué encuentras, o con una lista en la mano? ¿Eres de las que siente cómo le sube la adrenalina ante la posibilidad de una ganga o un capricho extra en forma de bolso o chaqueta? Sea cual sea tu caso, y aunque estos días constituyen una buena oportunidad para conseguir aquello que necesitamos a mejor precio, te aconsejamos que en rebajas compres con cabeza.

rebajas
Pixabay

Para aprovechar al máximo las rebajas, sobre todo si vamos a adquirir materiales y accesorios para los ‘peques’, es fundamental seguir una serie de recomendaciones:
•Ponte límite antes de empezar. La emoción ante el nacimiento de un bebé, junto a la de encontrar los productos rebajados, puede hacer que acabemos superando el presupuesto inicial, y lo que es peor, comprando productos prescindibles. Establece un presupuesto y no te salgas de él.
•Lo más caro no es siempre lo mejor. Tendemos a creer que lo mejor es siempre lo más caro, pero lo cierto es que todos los productos destinados a los más pequeños pasan unos estándares mínimos de calidad. Un truco para elegir siempre lo adecuado es comparar: la mayoría de tiendas en Internet cuentan con una ficha técnica de cada producto, para que te cerciores de que estás comprando exactamente lo que necesitas.
•No te precipites. Establece una lista de artículos básicos y pregunta a tu alrededor. Seguro que otros padres podrán aconsejarte bien sobre lo que es realmente necesario y lo que no lo es tanto.
•Elige mobiliario multifucional. Sillas de paseo que incorporan capazos homologados para el viaje en coche, cunas que posteriormente se convierten en camas, cómodas que sirven también de cambiador… Evalúa tus futuras necesidades y prueba a matar dos pájaros de un tiro.
•Compra online. Las familias han encontrado en las compras por Internet un fuerte aliado: la diferencia entre los precios de la tienda tradicional y los de las tiendas online puede situarse entre el 30 y el 50 por ciento en épocas de promoción. Internet es el entorno ideal para estar atento a las promociones y descuentos especiales.

Si tu objetivo es ahorrarte dinero en ropa para tus hijos mayores y reservar algo para la próxima temporada, también debes tener en cuenta algunas cosas:
•En el caso de las niñas, es más fácil acertar con la talla en vestidos y faldas. El largo no condiciona tanto como en el caso de pantalones.
•En el caso de las camisas, te recomendamos que si lo que pretendes es reservarla para dentro de algunos meses optes por una que no sea entallada. De lo contrario, corres el riesgo de no poder abrochársela cuando decidas estrenarla.
•Si tienes hijos en edad escolar y son de los que destrozan el calzado, aprovecha para comprar algún par.
•También es el momento de adquirir prendas más caras, como chaquetones. Si ahora no la necesitan, pero encuentras una que te guste a buen precio, puedes comprarla grande (con una talla más bastará) y resérvala para el próximo curso. Lo agradecerás cuando estés preparando la vuelta al cole.

Recuerda: la rebaja en los precios de los productos no debe implicar una merma en su calidad. Se recortan los precios, pero no los derechos de los consumidores.

banner letsfamily

Dejar una respuesta