embarazo

Hay enfermedades comunes  y otras menos comunes que podemos sufrir en el embarazo por el mero hecho de estar en estado. Hoy os hacemos un resumen de esas enfermedades para que podáis reconocerlas si las padecéis, y acudir al médico para que os traten.

La presión o tensión arterial es la presión que ejerce la sangre contra la pared de las arterias. Cuando se produce un incremento continuo de las cifras de presión sanguínea en las arterias estamos ante un caso de hipertensión arterial, que puede complicar el embarazo y constituir un riesgo para la salud de la madre y del feto. Existen cuatro tipos principales de hipertensión durante el embarazo: preclamsia, hipertensión gestacional, hipertensión crónica e hipertensión crónica con preclamsia.

Las infecciones urinarias son muy comunes en esta etapa. Son algo de ocurrencia frecuente, las mujeres con estas infecciones  generadas principalmente por bacterias presentan picazón, necesidad frecuente de orinar, en algunos casos dolor al orinar y fiebre. La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. Durante el embarazo, el exceso de glucosa no es bueno para el bebé.

La toxoplasmosis es una enfermedad muy conocida y que más se previene. Los agentes que la causan son el consumo de carne de cordero y cerdo que sean infectados además del contacto con heces de gatos. El estreñimiento suelen padecerlo casi todas las embarazadas. Por ello, deberás alimentarte con mucha fibra ya que si no, estarás muy incómoda. Si tienes alguno de estos problemas lo mejor es que acudas a tu médico para ser examinada.

Dejar una respuesta