gafas

Cuidar la vista de los más pequeños es una consigna que los padres deberían cumplir con seriedad. Los expertos ópticos inciden en la impotancia de cuidar la visión desde edades tempranas y de realizar revisiones ópticas de manera periódica a los niños antes incluso de que empiecen a leer, ya que sólo así podremos detectar si padecen algún problema y estaremos a tiempo de solucionarlo.

La vista de nuestros hijos está en pleno desarrollo hasta que cumplen los 6 años y los problemas que se presenten, tanto antes como después, determinarán su salud y futura calidad de vida. Esta primera época es el tiempo ideal para tratar más fácilmente posibles dolencias visuales y, de no ser así, cuanto antes se detecten, más éxito conseguiremos en su tratamiento.

En el caso de que tu hijo, tuviera la necesidad de usar gafas, hoy en día con las gafas de cristales irrompibles de policarbonato te garantizan su seguridad total, también es importante que durante los meses de verano, con mayor exposición al sol, protejamos  sus ojos y evitemos posibles lesiones.

Dejar una respuesta