niños

Los niños, especialmente los que tienen entre 3 y 7 años de edad, siempre están con lo mismo. Qué difícil es enseñarles a compartir sus pertenencias y que se den cuenta de que no todo es suyo. La persona egoísta está centrado en si misma y vive en un mundo cerrado. El egoísmo es una de las condiciones humanas más comúnes en los niños pero que más fácil solución tienen.

La mayoría de los niños no quieren compartir, sólo quieren sus juguetes y sus cosas para ellos solos. Compartir es algo que se puede enseñar y se puede fomentar en los niños, igual que se fomenta la creatividad infantil. La mejor forma de aprendizaje es el ejemplo y las actividades que los involucren directamente. Cuando hay varios niños en casa es más fácil lograrlo porque hay manera de poner ejemplos, y de comprobar si están compartiendo.

Hay que practicar con nuestro hijo el compartir en los juegos, enseñarle a ceder turno, a compartir juguetes y a tener en cuenta que todo incluso el tiempo se puede compartir. Una vez que lo comprenden, es muy fácil de recordar y seguro que desde ese momento, comparten todas sus cosas. Hay que hacerles ver que compartir es algo positivo y que cuando lo practica está haciendo algo bueno.

Enseña a tu hijo en la práctica, compartiendo con él, de manera que él vaya entendiendo por si mismo que compartir es algo que se hace naturalmente y que es bueno para todos. Una vez que empiece a compartir con otros niños, debemos decirle que lo ha hecho muy bien y que debe seguir así.

 

 

Imagen: indalchess

Dejar una respuesta