Los nuevos estudios afirman que la televisión afecta gravemente en el desarrollo de nuestros hijos. Te ofrecemos algunos consejos de expertos:

Tu hijo no debería ver más de 2 horas de televisión diarias y, por su puesto, no debería ver esas 2 horas diarias seguidas. Algunos expertos consideran que los niños de menos de 2 años no debería ver ni siquiera un minuto de televisión diaria, porque no les aporta nada necesario a esa edad.

–Deberías supervisar, al menos, el 50% de los programas televisivos que ve tu hijo.

–Si la televisión está encendida en casa y tu hijo no la está viendo, pero le está prestando más atención que a lo que está haciendo en ese momento, apágala. Los estudios demuestran que el ruido de la televisión, aunque sólo sea de fondo, les distrae y puede descentrar el desarrollo de tu pequeño.

Más consejos…..

–Los niños pequeños sólo deberían ver programas apropiados para su edad.

–Antes de apagar la televisión cuando tu hijo la está viendo, avísale con 10 minutos de antelación. Después, cuando sólo falte 1 minuto vuelve a avisarle. Cuando hayan pasado los 10 minutos, apágala inmediatamente, con decisión, y haz que se distraiga con alguna otra cosa, como sus juguetes, un libro, un cuento..

–No dejes que tu pequeño te intimide. Si te da miedo apagar la TV porque si la apagas sabes que te va a montar un numerito, apágala de todos modos, no dejes que se salga con la suya bajo ningún concepto. Es posible que el numerito no dure demasiado si le enseñas que eres tu quien manda. Despegarle de la TV y hacer que se entretenga con otras cosas es mucho más fácil de lo que crees, aseguran los expertos.

–Ver la TV puede hacer que los niños estén agitados y puede interferir con el sueño. Así que si miran la TV justo antes de ir a dormir asegúrate de que después pasen, al menos, unos 10 minutos leyendo o cántales una canción tranquila o cuéntales un cuento para que se relajen.

Dejar una respuesta