¿Es peligroso quedarse embarazada tras una cirugía de pecho?

Son muchas las mujeres a la que le surgen la duda sobre qué podría pasar si se quedasen embarazadas después de haberse sometido a una cirugía de pecho ya sea un aumento, mastopexia, reducción o cualquier otro tipo de intervención. Como cada vez son más las mujeres que tienen esta duda, hoy queremos contestar a las preguntas más frecuentes sobre este tema, basándonos en la experiencia del Dr. Raimundo Cantero, cirujano plástico en Málaga y que cuenta con una larga trayectoria en el sector.

Preguntas más frecuentes sobre el embarazo si te has sometido a una cirugía de pecho

¿Cuánto tiempo es recomendable esperar antes de quedarse embarazada?

Lo primero que debemos saber es que un embarazo trae consigo importantes cambios hormonales para la mujer, unos cambios que empiezan a aparecer desde los primeros meses de gestación y que se traducen en un aumento del tamaño, y en ocasiones acompañadas de dolor. Tras una intervención en los senos, lo más recomendables es esperar un año para asegurarse de que la zona se desinflame y que se complete de forma satisfactoria el proceso de cicatrización de las heridas.

¿Podré dar el pecho tras una cirugía mamaria?

Esta suele ser otra de las preguntas más habituales que se plantean aquellas mujeres que deciden someterse a este tipo de cirugías por el motivo que sea. Lo habitual es que la cirugía mamaria no afecte a la lactancia, aunque sí que hay ciertas intervenciones, como la elevación del pecho o la reducción del seno, que puede presentar más problemas en la lactancia ya que en estos casos es necesario modificar la arquitectura glandular del pecho.

En el caso de colocar una prótesis para un aumento, no suele dar ningún tipo de problema ya que no se modifica en ningún momento la glándula. De todas formas, en el caso de querer someterse a un aumento de pecho Málaga, os recomendamos que lo habléis con un experto que os de respuesta Dr. Raimundo Cantero para que os explique todo el proceso.

¿Se puede dañar la prótesis mamaria durante el embarazo?

En el caso de haberse colocado implantes mamarios, estos no se verán afectados durante el embarazo, y tampoco durante el periodo de lactancia. El principal motivo es que son colocados detrás del músculo. Además, alrededor de ellos se forma una bolsa fibrosa que aísla el implante del resto del cuerpo.

Tras dar a luz, ¿se puede desplazar el implante?

En este caso sí que existe una pequeña probabilidad de que el implante se desplace, pero esto es más habitual en aquellos casos donde el aumento ha sido grande, y provoca que la piel y la mama ceda, haciendo que la cavidad donde está colocada quede más suelta y se pueda mover. Pero como hemos dicho, las probabilidades de que esto pase son muy bajas.

¿Se pueden llegar a estropear las cicatrices de la intervención?

Aquí todo depende del proceso de cicatrización de cada persona. No en todos los casos es igual este proceso. El cambio de volumen durante el embarazo, sí que puede hacer que aumente el grosor de las cicatrices. Hay ciertas intervenciones, como la elevación de pechos que tiene más cicatrices, donde estas podrían modificarse. En todo caso, lo más importante es cuidarlas durante el embarazo para reducir los riesgos.

¿Las mastitis es más frecuente en mujeres que están operadas?

Que una mujer haya sufrido una intervención del pecho no significa que tenga más riesgo de sufrir esta patología. En este caso, lo más importante es detectar la infección y aplicar el tratamiento adecuado.

Cirugías para estar mejor consigo misma

El embarazo es una etapa de la vida muy especial para las mujeres, pero que también suelen traer importantes cambios para su cuerpo, cambios que en muchos casos son complicados de revertir de forma natural. En estos casos, la cirugía puede ser su gran aliada para volver a disfrutar de la figura que tenían antes del embarazo.

Aunque hemos hablado de la cirugía de pecho, hay otros tratamientos que son muy demandados por mujeres. Por ejemplo tenemos la blefaroplastia Marbella o rinoplastia Marbella también realizada por el Dr. Raimundo Cantero en la zona de Málaga. La primera de ellas consiste en la eliminación de la piel y la grasa sobrante de los párpados, mientras que la rinoplastia permite conseguir esa nariz que tanto habéis deseado.

Independientemente del tipo de intervención que queráis llevar a cabo, lo más importante es que os pongáis en manos de un especialista que os asesore en todo momento durante el proceso.

Ir arriba