niños

Todos conocemos qué juguetes se consideran, desde siempre, para chicos y cuáles para chicas. Si ponemos un ejemplo de esto, diríamos que las cocinitas son típicas para las niñas, mientras que los coches lo son para los niños. La publicidad en España no ha hecho mucho por cambiar los roles asignados al hombre y a la mujer y a nivel social, todavía existen prejuicios. Desde Bebés y embarazos fomentamos una navidad de juguetes sin prejuicios. Desde la televisión o los catálogos de juguetes, siempre promueven regalos por sexos. Sin embargo, debemos comenzar desde casa promoviendo la igualdad para que los niños lo aprendan bien.

Los juguetes no tienen sexo y preparan al pequeño para la vida. Los niños y las niñas tienen que adquirir habilidades para realizar las mismas actividades de adultos. A nivel social se avanza, pero todavía existen algunos prejuicios. Aún hay  mucho trabajo por hacer para concienciar a los padres de que el juguete es unisex. Hoy en día, los hombres y las mujeres realizan (o deberían realizar) las mismas actividades. Por ello, no tiene sentido esta diferenciación a la hora de jugar.

La mayoría de las personas, aún se alarman si ven jugar a una niña con un juguete de niño, como puede ser coche teledirigido. Además, en el caso de ver a un niño jugando con una muñeca, lo asocian a una posible futura homosexualidad, cuando el niño lo único que está haciendo es divertirse, sin más.  Lo que debemos hacer es respetar con qué quiere jugar el pequeño.

Dejar una respuesta