bebe-leyendo-un-libro.jpg

Comenzamos a darte ciertos consejos para que ayudes a tu hijo a entrar en el mundo de la lectura

• PONER ENTUSIAMO

Despertar el gusto por la lectura es una tarea más afectiva que intelectual. No debemos afrontarlo como una obligación por el bien de nuestro hijo, sino como algo en lo que creemos y que nos proporciona tanta satisfacción como al niño. Recuerde que, aunque es en el colegio donde aprende a leer, la familia es la que crea auténticos lectores.

• COMENZAR DESDE BEBÉS

Desde sus primeros meses de vida, podemos sentar a nuestro bebé en el regazo y enseñarle libros con ilustraciones llamativas, dejar que los manipule, que pase las hojas. A los pequeños les gusta que les repitan una y otra vez las típicas rimas infantiles ó ver cuentos infantiles que reproduzcan situaciones familiares para él (bañarse, vestirse, comer)y que vayan contándoselo, ó que les pregunten cuando ya empiezan a hablar.

• LA HORA DEL CUENTO

Las rutinas son importantes a la hora de establecer conductas. Por ello, debemos dejar las prisas y la improvisación. Si todos los días antes de acostar a nuestro hijo nos sentamos con él y le contamos un cuento ó le acompañamos en su lectura, asociará ese momento con algo placentero que querrá repetir. Lo importante es que sienta ese momento como exclusivo para él.

3 Comentarios

Dejar una respuesta