En su día ya os dimos algunos consejos sobre estimulación temprana de bebés de entre 0 y 3 meses, teniendo en cuenta que se recomienda aplicar a partir de los 45 días. Y como sabemos que os han encantado, ahora os traemos consejos para continuar con ejercicios para bebés de 3 a 6 meses.

¿Sabíais que de los 0 a los 6 años de vida es cuando más conexiones neuronales creamos? La estimulación temprana, aunque es especialmente recomendable para niños con ciertos problemas, también puede resultar muy positiva para niños sin ningún problema aparente. Son muchos los reconocidos psicopedagogos con amplia experiencia y formación en el tema que pueden aconsejarnos sobre estas prácticas.

La importancia del tiempo de aplicación

Una de las cosas más importantes para aplicar la estimulación temprana a bebés es la forma en que lo hacemos. Necesitamos que el bebé se sienta cómodo y divierta con este aprendizaje para que la estimulación sea correcta. Aplicar los ejercicios tranquilamente y con suavidad resulta fundamental. En cuanto al tiempo invertido en cada ejercicio es importante empezar con pequeñas sesiones de 5 minutos para ir aumentando en intensidad y tiempo hasta prolongarlas a los 10 minutos. Pero sobre todo, no interrumpas sus tiempos de comida o sueño por realizar las actividades, y si es necesario toma un descanso aquellos días en los que se encuentre enfermo. Lo importante es que el bebé reciba los estímulos de forma positiva. bebe

Ejercicios para bebés de 3 a 6 meses

Después de los ejercicios que ya os planteamos para bebés de 0 a 3 meses, existen otros con algo más de intensidad y dificultad que podemos aplicar tras los primeros 3 meses y hasta los 6. ¡Toma nota!

  • Cuando esté tumbado boca arriba mueve sus brazos y luego sus piernas, de un lado a otro, de arriba a abajo y extendiéndolos y flexionándolos.
  • Haz trompetillas (también llamadas pedorretas) en la barriga del bebé para que note la tensión y cosquilleo.
  • Juega con el bebé tumbado y algún juguete que le llame la atención. Hazlo tanto cuando esté acostado boca arriba como boca abajo.
  • Consigue que el bebé aprenda a conseguir sus propios juguetes acostándolo boca abajo y dejando los juguetes a su vista pero un poco alejados. Empújale un poco los pies para ayudarle a alcanzarlos.
  • En estas edades los niños disfrutan escuchando canciones y aprendiendo a dar palmas. Coge sus manos y muéstrale cómo puede hacer, primero no le saldrá ningún sonido, pero cuando con el tiempo logre descubrir que sus palmas pueden hacer sonido ¡le encantará!
  • Haz algunos ejercicios más acostándole boca arriba y doblándole una pierna mientras extiendes la otra y viceversa. Otro ejercicio es cogerle de los antebrazos para sentarlo mientras dices la palabra “aupa” o “arriba” vigilando que la cabeza se sostiene bien y no se va para atrás.
  • Juega con él cogiéndolo por las axilas y levantándolo a la altura de tu cara para moverlo en el aire y hablarle o hacerle carantoñas mientras te mira.
  • Acarícialo y hazle cosquillas con una pluma o algodón.
  • Juega con el sujetándolo por el estómago y subiéndolo y bajándolo suavemente aumentando la altura poco a poco.

bebe

 

POST-PATR bitacoras

Dejar una respuesta