Estrés durante el embarazo: ¿cómo afecta al feto?

El nivel de estrés durante el embarazo debes controlarlo.

El estrés durante el embarazo es algo normal, puedes padecer insomnio investigando qué puedes comer, qué ejercicio puedes hacer para no afectar a tu bebé, es algo totalmente normal, y no es motivo de preocupación.

También el miedo al parto, al aborto espontáneo, si el niño va a nacer sano, son interrogantes que van a parecer en las cabezas de todas las futuras mamás. Sin embargo, hay otros tipos de estrés qué pueden aumentar el riesgo y traer ciertas complicaciones.

Tipos de estrés

El estrés es parte normal de la vida, preocuparse por el desarrollo del bebé y el embarazo en si son señales de que quieres ser una buena madre.

El tipo de estrés más preocupante son las tensiones crónicas de las que no puedes deshacerte y pueden aumentar la probabilidad de que ocurran complicaciones con un parto prematuro y baja tasa de natalidad.

Tengamos en cuenta que el embarazo puede significar muchos cambios físicos y emocionales, además, muchas veces el embarazo no fue planeado y no has tenido tiempo para prepararte para esos cambios y te genera nerviosismo y ansiedad.

Lo preocupante son otros eventos y situaciones que pueden causar trastornos y altos niveles de estrés como ser:

Los problemas financieros pueden aumentar en gran medida el nivel de estrés.
  • Problemas con la pareja o divorcio
  • Pérdida de un puesto de trabajo
  • Mudarse de casa o perder la propiedad
  • Cambio de trabajo o de horario
  • Problemas financieros y dificultades a largo plazo
  • Problemas de salud, abuso, o depresión
  • Desastres naturales incluidos huracanes, terremotos u otros eventos traumáticos inesperados.
  • Problemas de alcohol y drogas
  • Enfermedades mentales, ansiedad, o depresión

Los niveles de estrés por estas causas pueden ser más altos y sí varias cosas ocurren al mismo tiempo, el resultado es mucho peor. Igualmente, es poco probable que tu bebé se vea afectado por el estrés o la ansiedad, si recibes el tratamiento y el apoyo adecuados.

Lo más importante es que te concentres en pedir ayuda y encontrar la forma de controlar los síntomas. Hay varias cosas que se pueden hacer para ayudarte a sobrellevarlo.

El apoyo que te brinden dependerá de cuáles sean tus síntomas y qué tan graves sean, si necesitas un profesional de la salud o si con algunas recomendaciones puedas lograrlo tú sola.

Consecuencias del estrés durante el embarazo

Algunos estudios realizados explican que si sufres grandes niveles de estrés durante el embarazo puedes correr un riesgo de tener un bebé prematuro, o con bajo peso al nacer.

Parto prematuro

Cuando la madre está estresada, ocurren varios cambios biológicos, sobre todo en las hormonas del estrés como el cortisol, es indispensable practicar algún método de relajación o respiración para nivelar sus niveles.

Los partos prematuros y el bajo peso al nacer se encuentran entre los efectos más reconocidos del estrés materno durante el embarazo.

Aborto espontáneo

Los altos niveles de hidrocortisona que son provocados la hormona del estrés cuando está en altos niveles, ante algún hecho inesperado durante el primer trimestre puede estar asociado con un aborto espontáneo.

Problemas en el desarrollo emocional o intelectual del bebé

Varios estudios han dado como resultado que sufrir estrés durante el embarazo puede ocasionar problemas en el desarrollo del bebé, sobre todo en áreas relacionadas con el lenguaje. Además de provocar problemas emocionales, de hiperactividad, y atención que pueden afectar la calidad de vida del niño.

Recomendaciones de controlar el estrés

Existen varias maneras de poder bajar niveles de estrés y poder relajarte en este periodo.

Meditación

buddha 2109894 960 720

Mindfulness o atención plena, puede ayudarte a vivir el momento presente y bloquear las preocupaciones que hay en tu cabeza. Es una manera de meditación centrándose en la respiración y vivir el aquí y ahora, el momento presente que te puede ayudar a conectarte con tu bebé que está por nacer.

Yoga

El yoga es una actividad que se enfoca en el bienestar mental y físico. El yoga durante el embarazo es una excelente manera de mantenerse activa, fortalecer tu cuerpo y aliviar dolores y molestias a través del estiramiento.

Quiérete y busca momentos para ti

people 2576776 960 720

Escucha un poco de música relajante, o un CD con música de la naturaleza de para conciliar el sueño por la noche. Trata de darte un tiempo cada día para descansar y liberar tu mente de preocupaciones.

Encuentra el mejor lugar para que disfrutes de este momento de tranquilidad. Para algunas, podría ser salir a caminar, dar un paseo por el parque o la playa, o también sentarse con una revista y una taza de té ayudará. Lo que funcione para ti está perfecto.

Realiza ejercicio moderado

Es seguro hacer ejercicio durante el embarazo. Es muy recomendable, aunque no te resulte atractivo, especialmente si te sientes cansada o pesada.

Pero, dar caminatas suaves regulares, nadar, o caminar por lugares con árboles y naturaleza, puede beneficiar mucho tu cuerpo, ayudar a relajarte. Además, es excelente para tu trabajo de parto.

Si los o los episodios de estrés o ansiedad son muy intensos, deberías de consultar con un médico, que te podrá brindar un tratamiento personalizado.

Fotos: Pixabay.

Ir arriba