Las etiquetas, o más bien el etiquetado, es un modo de diferenciación de objetos que funciona desde hace siglos. Es el modo que tienen las marcas de promocionarse, mostrando así la imagen de la compañía y presentándose ante el mundo.

En la industria del etiquetado, las etiquetas adhesivas y autoadhesivas han revolucionado el sector de la imagen comercial, pues son versátiles, innovadoras y generan mucho impacto visual. Se pueden adaptar a cualquier tipo de producto y envase: alimentos, bebidas, cosmética, higiene, prendas de ropa, juguetes…

En este artículo os mostramos los aspectos positivos de utilizar estas etiquetas para las pertenencias del bebé o los pequeños de la casa, aunque de manera previa hacemos un pequeño repaso sobre los beneficios del etiquetado adhesivo y autoadhesivo.

Los beneficios del etiquetado adhesivo y autoadhesivo

Hace unos años, la mayoría de las etiquetas tenían como base los materiales encolados. En la actualidad, aunque algunas marcas siguen optando por este sistema, especialmente para adherir algunas promociones a determinados materiales, los autoadhesivos son los grandes dominadores.

Los sistemas autoadhesivos son más funcionales y la diversidad en diseños y materiales es más alta. Un aspecto destacado de los sistemas autoadhesivos es que es muy flexible. Las etiquetas se adaptan a cualquier diseño, existen etiquetas autoadhesivos de todo tipo de tamaños y se pueden colocar en cualquier material, atendiendo al autoadhesivo del producto.

Son, además, etiquetas mucho más rápidas de producir, y esto se traduce en ahorro en los costes de producción. Podemos sumar también como ventaja que son adhesivos muy resistentes. Esa es la razón por la cual miles de empresas optan por esta fórmula. Una botella de vino o de cava, con un buen autoadhesivo, resiste altas temperaturas, agua, humedad o golpes.

Estas son las principales ventajas de usar etiquetas autoadhesivas, las que las hacen interesantes para el mercado. Ya dependiendo del diseño obtendremos más o menos éxito con ellas: si son transparentes para jugar con el contenido del producto, si la misma etiqueta es capaz de adherirse a diferentes superficies, etc.

Muchas empresas lanzan estas propias etiquetas autoadhesivas como objeto de promoción. A diferencia de la publicidad invasiva en internet, que dificulta la navegación en la red, los stickers, publicidad offline, son considerados un regalo más que publicidad. Participamos prácticamente a diario en eventos en los que se reparte merchandising en forma de stickers adhesivos.

¿Por qué usar etiquetas para los artículos de los pequeños?

Este tipo de etiquetas adhesivas y autoadhesivas son habituales en diferentes sectores de negocio como estrategia de marketing, para hacer llegar el nombre de la marca a todos los clientes, de ahí la importancia de un diseño original y que se asocie con los valores de esa empresa.

Sin embargo, las etiquetas adhesivas tienen muchas más utilidades que esta más asociada al mundo de la publicidad y el marketing. Las familias pueden usarlas para las pertenencias de los más pequeños. En el blog Distrimar ofrecen una amplia variedad de pegatinas autoadhesivas así como rollos de etiquetas.

Interesarse por las pegatinas en este blog es interesante pues han conseguido un código de descuento del 5% para la primera compra sin importe mínimo de compra. El código es dto5. Es una forma de acceder a un producto útil y muy necesario de manera más económica.

Colocar pegatinas autoadhesivas en las pertenencias de los pequeños es muy útil porque así les ayuda a ser conscientes de sus propios objetos, de la importancia de conservarlos y cuidarlos. En el caso de los bebés, este aprendizaje es todavía un poco pronto, porque no son conscientes aún del sentimiento de pertenencia y son incapaces de leer.

El hecho de que los objetos: juguetes, prendas de ropa, utensilios escolares… es también una forma de promover el orden, un concepto muy relevante para su desarrollo como personas.

A su vez, estas pegatinas no son exlusivas para los pequeños o para los adultos, sino que llegan a todos los públicos. El target en cada caso va a depender de las necesidades propias. En el caso de las pegatinas autoadhesivas para pequeños, lo que se suele buscar es que tengan motivos infantiles, colores, diseños atractivos…

Como vemos, los stickers adhesivos son funcionales al tiempo que promocionales y, lo más importante de todo, no es un producto intrusivo ni dañino para los pequeños.

Dejar una respuesta