bebe-enojado.jpg

Normalmente, los vómitos se producen por causas muy comunes: Mala digestión de los alimentos, comidas inadecuadas y debilidad en el estómago.

1-Hay que tener especial cuidado cuando los vómitos se producen en niños muy pequeños y, especialmente, si además de vómito tiene diarrea, por la pérdida masiva de líquido que no termina de reponer.

2-Procura que beba mucha agua para que no se deshidrate.

3-Dale los líquidos en pequeñas cantidades, pero frecuentemente.

4-Intenta que beba con una cuchara o taza cada 1ó 2 minutos. Si no lo vomita, hazlo cada 10 minutos.

Dejar una respuesta