fractura

La fractura es la rotura de un hueso, que se produce en muchos casos a consecuencia de una caída o un golpe. Puede ser abierta (el hueso queda al descubierto) o cerrada (el hueso no se ve).

Causas:

En los bebés la mayoría de las fracturas de producen por una caída de la cuna o el cambiador o, incluso, por las escaleras. Se pueden dar otros casos como puede ser un parto difícil, en el que puede haber una fractura accidental, los accidentes, etc.

Síntomas:

El bebé llora mucho, tiene un gran dolor, no se puede mover la parte del hueso que se ha roto. Además, se le hincha y la zona afectada se enrojece.

Tratamiento:

El médico le hará una radiografía al pequeño para saber dónde está la fractura, cómo es de grave, etc. Después, colocará el hueso en su sitio y lo inmovilizará con una escayola. El hueso fabricará nuevas células que unirán las partes rotas en poco tiempo.

Pasos que dar si el bebé se rompe un hueso:

  • No mover al bebé, ni siquiera darle de comer, beber, etc.
  • Tranquilizar a nuestro bebé antes de que vengan los servicios sanitarios. Le daremos besos y le hablaremos tranquilamente para que se relaje.
  • Cortamos la tela de ropa que lleve puesta para quitársela y que se quede al descubierto la parte afectada. Si le quitamos la ropa puede ser dañino para él, por ello, mejor cortarla.
  • Para reducir la inflamación, le podemos poner una compresa fría, una bolsa de hielos, etc.

 

 

 

Imagen: fotos-bebes

Dejar una respuesta