Uno de los pañales que se está abriendo camino en el mercado es el pañal de tela de bolsillo, un pañal inventado por Tereson Thomas, y comercializado bajo la marca Fuzzi Bunz.

El pañal Fuzzi Bunz tiene tres capas de tela que aseguran que la piel del bebé se encuentre seca, gracias a la gran absorbencia, que puede durar hasta 12 horas, y el que la ropa del bebé permanezca completamente seca.

Entre las ventajas de estos nuevos pañales de tela se encuentran:

  • cura y previene la rozadura del pañal
  • ahorra considerables cantidades de dinero a los padres de familia
  • quienes solamente necesitan 12 pañales por etapa,
  • evitan el contacto de la piel con químicos
  • evitan que los desechos sólidos terminen en los rellenos sanitarios
  • no aumentan la temperatura en los genitales del bebé.

Un grupo de mamas en Chicago fueron puestas a prueba durante dos semanas para probar los pañales Fuzzi Bunz.

Algunas emprendieron este viaje para ahorrar dinero, otras por razones ambientales y casi todas querían tratar de hacerlo por pura curiosidad. Equipadas con una provisión de Fuzzi Bunz y una cubeta para pañales sucios, seis mamás experimentaron con los pañales reusables, y todo lo que ello conlleva, directamente.

Todas ellas tuvieron que usar más lavadora y encontrar un buen sistema que funcionara en las familia y con sus horarios.

Después de desarrollar un sistema de dónde ponerlos cuando están limpios, mojados o sucios, Jodie estaba satisfecha pues no encontrò nada complicado todo el proceso. “Estaba muy escéptica acerca de cómo los pañales funcionarían con mi estilo de vida, pero rápidamente me di cuenta de que no lo afectan en realidad. Sólo hay que usar un poco más lavadora, pero eso es todo.”

“Lo que más me sorprendió de este reto es que de hecho me gustaron los pañales de tela. Yo no soy una mamá ambientalista. Pensaba que los pañales de tela sólo eran para hippies,” dice Jeanette, mamá de Sean de 16 meses.

Katie. “Me gustan las cosas prácticas y nunca pensé que algo que no fuera un pañal desechable fuera práctico. Estaba sorprendida de ver cómo bajó la cantidad de basura que sacamos cada semana. Realmente hace una gran diferencia no tener que vaciar el cubo de pañales sucios cada día. Por supuesto, ¡también me encantó que pasó todo un mes sin tener que gastar en un solo pañal!”

Después de dos semanas, el sentir de cada miembro del grupo de juego era unánime: los pañales de tela eran buenos para ellas y para sus bebés.

Mientras que ninguna de las mamás hizo un cambio exclusivo a pañales de tela, todas ellas decidieron seguir usando una mezcla de pañales desechables y Fuzzi Bunz, cada una encontrando una mezcla ideal para sus estilos de vida individuales.

Por ejemplo Fuzzi Bunz durante el día en casa y para viajes cortos y los desechables en la noche y para viajes largos fuera de casa.

Fuente: ecobebe

Dejar una respuesta