¿Te gustaría crear una máscara para niños y adultos? Realizar máscaras, caseras, para Halloween me encanta ya que podemos personalizarlas como queramos. Realmente nadie llevará una máscara para niños, igual a la que hemos fabricado en casa ¿Te animas?

mascara para niños

Con un poco de información y algo de tiempo, conseguirás una máscara para niños perfecta para disfrazar a tu hijo ¿Qué te parece? Para hacerlas, solo hacen falta algunos ingredientes básicos que casi todo el mundo tenemos en casa. De esta forma no solo haremos una máscara personalizada, para nuestros hijos, sino que saldrá mucho más económica que comprar una.

MATERIALES

– La persona que vaya a llevar la máscara (son personalizadas)

– crema hidratante

– vendas

– escayola

– agua

PREPARACIÓN

Coge a tu hijo y echa, por toda la cara, crema hidratante. Hemos de cubrir el rostro, con esta crema, para que al quitar el molde no le haga ningún daño. La escayola puede quedar pegada a la piel, junto con la venda, por lo que intentaremos aplicar una capa de crema hidratante sin dejar huecos. Este paso puedes hacerlo antes o después de preparar la escayola.

El siguiente paso es cortar una serie de tiras de venda, corta como creas conveniente. La máscara puede ocupar solo una parte de la cara o bien, crear una máscara integral. Después deja las tiras de venda a un lado y coge un recipiente de plástico. En este recipiente preparamos la escayola. Ya sabes, mezclamos los polvos con agua y vamos removiendo hasta crear una masa líquida y homogénea. Os recomiendo que trabajéis a un buen ritmo, ya que la escayola se van endureciendo con el paso del tiempo.

Introduce las vendas en la mezcla que has preparado, impregnándolas muy bien. Seguidamente pega, al rostro del pequeño, las vendas. Ten cuidado con ojos, nariz y boca. Procura no tapar ninguna de estas zonas que he comentado. La idea es cubrir, con varias capas de venda, el rostro o parte de la cara de tu  hijo.

Una vez bien pegadas, deja pasar unos minutos. Comprobarás que la escayola se va endureciendo poco a poco. Espera hasta que esté bien seca para manipular, por lo que tu hijo deberá tener paciencia. Una vez seca la máscara, desmolda con cuidado de no dañar a tu pequeño. Cuando la tengamos en la mano, ya puedes decorarla como quieras.

¿Falta una nariz? No te preocupes, como tienes más vendas y más escayola, ahora puedes crear los elementos que le faltan a tu máscara. Una nariz, una verruga, unos colmillos… basta con ir amoldando las tiras de venda, como creas conveniente. Por último, si quieres, puedes pintar con acrílicos, la máscara ¡verás qué bien queda!

mascara para niños

Fuente: sweetthingdesigns

Dejar una respuesta