Buenos días papás! Estáis preparados para la noche de Halloween? Muchos de nosotros deseamos que llegue la Noche de Brujas para decorar nuestras casas, disfrazarnos y celebrarlo junto a los nuestros.

Si te encanta disfrazarte y quieres que tu pequeño también lo haga, pero no te ha dado tiempo a comprar una máscara o no te gustan las que hay en las tiendas… hoy te dejamos esta fantástica idea para hacer unas caretas.

Si quieres algo en concreto, no tienes más que hacerlo tu mismo.. de esta manera personalizaremos la máscara, haciéndola de manera artesanal.

Es un método muy conocido, pero si lo desconocías .. aquí te dejamos algunos pasos a seguir para que os hagáis tú y tu hijo unas terroríficas caretas para Halloween.

Es muy sencillo de hacer, luego basta con tener un poco de creatividad y ganas! Lo primero será pensar en qué mascara queremos, de monstruos, brujas, vampiros.. piensa y cuando lo hayas decidido nos ponemos manos a la obra.

Hazte con papel que ya no utilices como hojas de periódico, folios que no te valgan, hojas de libreta que no sirvan… etc.

Ahora bien, para hacer la pasta para papel maché, cogemos una olla y añadimos una parta de harina y cinco partes de agua. Remueve y deja hervir hasta lograr una mezcla suave.

Toma el papel reciclado y ve cortándolo en tiras y trozos pequeños.. con ellos y con ayuda de la pasta que hemos creado comenzamos a dar forma a la máscara. 

Lo ideal sería hacerla  a medida pero podemos ponernos en un lugar sólido y allí comenzar a modelar, papel y pasta.. Haz una gran nariz, unos horribles labios.. ve formando la cara como tu queiras.

Añade unas cuatro capas de papel, pegado con la pasta suave y luego dejamos que seque muy bien. Por último y una vez seca, procedemos a pintarla con los colores que más nos gusten!

Dejar una respuesta