Claro que SI, hay “niños de poco comer”. Al igual que ocurre con los adultos, no todos los niños tienen el mismo apetito.

Como señala muchos pediatras, “cada niño es cada niño, no hay un niño igual al otro, con sus gustos, sus manías… Además, las calorías necesarias para cada día se calculan según el tamaño del cuerpo; así, un niño genéticamente más delgadito o pequeño necesita comer mucho menos que otro genéticamente más grande. Ocurre que en estos niños, con frecuencia, se confunde causa y efecto (come menos porque es delgado, no es delgado porque coma poco). Si tu bebé está bien de ánimo, contento, alegre, quiere jugar…. debes simplemente: No suele hacer falta más que preguntar a los abuelos para ver que casi siempre alguno de los padres (o los dos) eran así de pequeños. Finalmente, es muy normal que un bebé, al cumplir los 6 meses, entre en una fase de comer menos, en parte porque su velocidad de crecimiento se reduce”.

Dejar una respuesta