Buenos días amigos, hoy os dejo con este estupendo plato infantil. Es sencillamente un huevo frito, todos sabemos freír un huevo.. más o menos!

Lo importante es añadir la gracia y simpatía, para crear un plato sencillo.. pero de lo más simpático para tus hijos.

Si lo pones en un plato colorido y le das algún que otro toque, con alimentos, verás como puedes sacar toda la gracia.

huevo

Como ves en este plato, se combinan varios alimentos. Tanto el pan, como los champiñones están presentes.

Si te fijas, tienes que freír dos huevos. Puedes dejarlos para que en la yema se pueda mojar pan o bien dejar la yema más dura.

Además puedes escoger entre realizar un huevo frito con puntilla, es decir más frito por los bordes.. o bien todo lo contrario.

Coge una rebanada de pan, puede ser de molde. Luego tuestala bien y ponla en un plato de un color llamativo.

Ahora coge y fríe dos huevos juntos.. así parecerán dos ojos.. los ojos de un pajarito! Una vez fritos, ubícalos sobre la rebanada de pan tostada.

Por último añade los complementos, así parecerá un pequeño y gracioso pajarito. Puedes freír un champiñón y luego cortarlo por la mitad.

Estos dos trozos pueden servir como las patas del pájaro, tal y como se ven en la imagen. Para ponerle una colita y simular que son plumas.. un poco de perejil vendrá muy bien.

Con la parte del tallo de los champiñones hemos hecho las patas, así aprovecha la parte de arriba para cortarla en dos y simular el pico.

Por último, para hacer los ojos.. puedes poner una aceituna cortada a la mitad. Verás que lindo pajarito tenemos para los más pequeños de la casa.

Como ves es un plato fácil de hacer, que dará a nuestros hijos muchas proteínas!

Foto: newyorkfamily

Dejar una respuesta