Buenos días amigos! Hoy haremos una actividad de reciclaje, pues vamos a reciclar calcetines y haremos unos simpáticos conejos con ellos.

Ideal como actividad para compartir con niños, también es perfecto para reciclar todos aquellos calcetines que tengamos en casa y vayamos a tirar.

Solo nos hará falta calcetines de colores, tantos como conejos quieras hacer. Una aguja, hilo y además algo para rellenar como vellón, trozos de tela, espuma o algo similar.

Es muy sencillo de realizar y podemos ponerle la cara que queramos, esta es cosida, pero puedes hacerla como quieras.

Toma el calcetín que hayas elegido, puede ser uno que simplemente haya perdido su pareja y pueda seguir la vida como conejito. Escoge el calcetín y llénalo de algodón… u otro material.

Toma hilo y cose la parte superior para cerrarlo, pero deja una parte sobresaliente del tobillo, pues esto serán las orejas.

 
 
Ahora vamos a hacer la cabeza de manera muy sencilla. Cosemos el contorno de la punta del calcetín o del fondo, de esta manera crearemos una especie de cuello.
 
 
Ahora hacemos los brazos del conejo, para simularlos vamos a poner la cabeza del conejo hacia arriba. Ahora haz presion por los laterales del calcetín y moldeamos un poco el brazo, luego basta con punterarlo con un poco de hilo.
 
Asegúrate que el hilo del rostro los brazos, cabeza.. etc… sea de un color diferente al del calcetín, así destacará mucho más.
 
Ya es hora de hacer las pequeñas piernas, de este simpático conejo. Ubica la cabeza hacia arriba y ve hacia la zona donde estarían las piernas que es la punta del calcetín.
 
Justo en el centro, a una altura que elegiremos nosotros, hincamos la aguja de manera central y dejamos dos espacios que serán las piernas. Estos espacios estarán mullidos por el algodón. Haz un pespunte y listo.
 
Añade los bigotes del conejo, para ello cortamos trozos de cordón, lana o hilo.. cose los bigotes en la cara y alrededor de lo que sería la nariz. Cuando cosas los bigotes, cose la nariz con la misma lana o hilo.
 
Para hacer las orejas, vamos a la zona de arriba y cortamos la tela sobrante a la mitad… si se ve bien puedes dejar sin coser las orejas. Si quieres que queden hacia arriba cortamos cartón delgado en la misma forma y lo pegamos.
 
Por último añade unos simpáticos ojos y una boquita y listo!!

Dejar una respuesta