Cuando llega un peque a casa, es muy normal que se acumulen las visitas. Todo el mundo quiere ver al bebé y darle la enhorabuena a los papás. Por regla general suelen traer regalos para el canijo, así que, ¿qué menos que devolvérselo de alguna manera? A mi siempre me ha gustado sacar algo para picar, para que el invitado se sienta cómodo y para que la charla sea más amena. Pero últimamente se está poniendo de moda algo que, con nuestro segundo hijo, hemos puesto en práctica: los recordatorios.

Es decir, sí que había visto recordatorios, pero más bien en bautizos y sobre todo, en comuniones. Pero si, como nosotros, no tienes pensado hacer que tu hijo/a pase por dichos trámites, o simplemente te apetece, puedes dar un recuerdo de tu bebé a aquellas personas que hayan ido a hacerle una visita. Así contará con un objeto físico que le evocará a tu peque.

Existen multitud de recordatorios para este tipo de casos. En este artículo te mostramos los más útiles y también los más originales:

Díptico

Comenzamos con uno de los más típicos, pero que siempre funciona: el díptico. Para el que no lo sepa, un díptico es un papel o una cartulina que se dobla en dos partes. Estas partes se aprovechan, por un lado para poner el nombre del bebé y su fecha de nacimiento, y por el otro para plasmar una buena fotografía del peque. Para la fotografía, o bien contratamos los servicios de un fotógrafo profesional, o bien intentamos hacerla nosotros. Si tienes presupuesto, te recomiendo lo primero ya que sabrá captar a la perfección la belleza de tu bebé. También puedes aprovechar alguna de las otras caras para agradecer la visita.

También te puede interesar:
Mi bebé tira el chupete una y otra vez

Para la reproducción, puedes hablar con una imprenta. Esatarán encantados de ayudarte en todo lo que necesites.

Calendario

Esta es la solución que yo escogí, ya que me encantó su utilidad. Se trata de regalar calendarios como recordatorios. ¿Cómo que calendarios?, te estarás preguntando… Existen sitios web dedicados a esto mismo. Es decir, la plataforma crea tu calendario 2020 personalizado y tú únicamente te encargas de agregarle la foto o fotos que tu quieras que lo integren. Es coser y cantar, y es un recuerdo para todo el año.

Al igual que antes, te recomiendo que las fotografías sean de calidad. Ya que vamos a cuidar el producto, sería ideal que las fotos acompañasen.

Velas aromáticas

Las velas aromáticas son un regalo que siempre gusta, y si van personalizadas con el nombre de tu bebé, más todavía. Podemos regalar a las visitas una pequeña vela con olor, la cual habremos comprado previamente, que adornaremos con una banda con el nombre de nuestro hijo/a. Lo ideal es que te curres el diseño de la banda y que transmita dulzura e inocencia.

Los invitados, cada vez que encienda dicha vela en sus casas, se acordarán automáticamente de nuestro bebé.

Tarritos de perfume

Por último, una idea que me comentó un amigo. Es parecida a la anterior, pero un poco distinta. Se trata de regalar pequeños tarritos con perfume de bebé a los invitados, como recordatorio. Ese tarrito contará con una pequeña etiqueta con el nombre de nuestro bebé y con su fecha de nacimiento.

Hay mucha gente, que incluso en la edad adulta utiliza perfuma de bebé para ellos mismos. Seguro que conoces a alguien. Pues bien, esto es como captar la esencia de tu peque para regalarle un pequeño tarrrito a las visitas.

También te puede interesar:
Bienvenida Navidad (I)

Como he dicho antes, lo ideal es contar con un diseño de etiqueta profesional.

Espero que te hayan gustado estos recuerdos y si se te ocurre alguno más, no dudes en decírnoslo en los comentarios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here