Incontinencia urinaria postparto: 7 maneras de manejarla con éxito

La incontinencia urinaria luego del parto es algo común , teniendo en cuenta algunas recomendaciones la puedes sobrellevar perfectamente.

¿Qué es la incontinencia posparto?

La incontinencia urinaria la experimentan durante y después del embarazo, hasta 4 de cada 10 mujeres . A pesar de la normalidad de la incontinencia después del parto, muchas nuevas madres pueden sentir vergüenza por este cambio en sus cuerpos.

La falta de diálogo sobre la incontinencia o de información sobre el tema lleva a algunas mujeres a asumir que este es un problema que no tiene soluciones fáciles.

 A decir verdad, es algo muy común, además, existen una serie de opciones de tratamiento no invasivas que pueden mejorar en gran medida o eliminar los síntomas.

Hay varios tipos de incontinencia urinaria, pero la mayoría de las mujeres después del parto experimentan incontinencia de esfuerzo. Reír, toser, estornudar, saltar y otras actividades pueden ejercer una presión adicional sobre el esfínter de la vejiga, la válvula muscular en la parte inferior de la vejiga que controla el flujo de orina.

Esta presión puede provocar pérdida de orina o incontinencia de esfuerzo durante esas actividades.

Factores que intervienen para que se produzca la incontinencia urinaria

  • Los factores genéticos y de estilo de vida, como fumar, también juegan un papel en la probabilidad de que una mujer desarrolle incontinencia urinaria después del embarazo.
  • Las mujeres con un índice de masa corporal (IMC) más alto durante y después del embarazo tienen una mayor probabilidad de sufrir incontinencia urinaria después del parto.
  • Las mujeres que dieron a luz de forma natural tienen un 50 % más de posibilidades de desarrollar incontinencia urinaria después del parto que las mujeres que tuvieron un parto por cesárea.

¿Cuánto dura la incontinencia posparto?

Pueden pasar algunas semanas o incluso meses hasta que desaparezca la incontinencia urinaria después del embarazo y recuperes el control completo de la vejiga, aunque hay pasos que puede seguir para recuperarla más rápido. Sin embargo, algunas mujeres pueden experimentar incontinencia urinaria por más tiempo.

Recomendaciones para mejorar la incontinencia urinaria postparto

Ejercicios de Kegel

Ya lo has escuchado antes, pero, los ejercicios de Kegel son una de las mejores formas de fortalecer el suelo pélvico tanto durante el embarazo como en el posparto. Trata de hacer hasta tres series de 10 ejercicios de Kegel al día, manteniendo cada contracción durante 10 segundos mientras estás de pie. (También puede usarlos cuando sientas la necesidad de toser, estornudar, reír o levantar algo pesado).

Entrena tu vejiga

Orina cada 30 minutos, en otras palabras, antes de que tengas ganas, y luego intenta extender el tiempo entre los viajes al baño cada día.

Con el tiempo, el entrenamiento de la vejiga puede ayudarte a llegar a intervalos de micción más normales, cada tres a cuatro horas durante el día y de cuatro a ocho horas por la noche.

Controla tu dieta

Para prevenir la incontinencia urinaria es importante mantener tu peso y agregar fibras a tu alimentación.

Incorpora frutas y verduras que tengan fibras y evita los irritantes de la vejiga como el café, las comidas picantes, y el azúcar refinada.

Debes hidratarte correctamente por lo que debes beber al menos 8 vasos de agua al día para evitar infecciones en el tracto urinario y la deshidratación.

Hidratarte correctamente es crucial para ayudar en tu incontinencia urinaria, va a favorecer a mejorar el estreñimiento, algo  fundamental para resolver el problema.

Mantiene un peso saludable

Es importante luego de dar a luz intentará volver a un peso saludable para aliviar la presión sobre la vejiga.

Evita la nicotina

La nicotina afecta directamente los músculos y el revestimiento de la vejiga, y la tos crónica por fumar cigarrillos puede causar un mayor estrés en la vejiga, lo que puede prolongar la prevalencia de los síntomas de incontinencia.

Almohadillas absorbentes

Puedes colocar almohadillas absorbentes en tu ropa interior, o usar ropa interior especialmente diseñada para captar cualquier fuga de orina después del parto.

Las almohadillas para el control de la vejiga son muy similares a las menstruales por lo que son fáciles de cambiar y transportar.

Movimientos intestinales saludables

El estreñimiento puede ejercer presión sobre la vejiga y la uretra, lo que puede causar incontinencia urinaria. Debes asegurarte de agregar alimentos que contengan fibra en tu dieta como cereales integrales, frutas y verduras frescas, para prevenir el estreñimiento.

Cuándo contactar al médico

  • Si tiene síntomas de incontinencia, habla con un profesional de la salud para descartar condiciones y causas más graves para ayudar a desarrollar un plan de tratamiento efectivo.
  • Ver a un fisioterapeuta del suelo pélvico también puede ser beneficioso y ayudarte a recuperar la fuerza de los músculos del suelo pélvico.
  • Tengamos en cuenta que una cantidad de incontinencia urinaria es común un durante el embarazo y puede durar algunas semanas después del parto sin ser motivo de preocupación.

Pero debes hablar con tu médico si estás preocupada o si los síntomas continúan luego de 6 semanas del nacimiento.

También es fundamental buscar consejo si la incontinencia urinaria afecta tu calidad de vida o tu bienestar mental.  Los profesionales de la salud pueden ayudarte a   desarrollar un plan de tratamiento para reducir los síntomas y mejorar tu calidad de vida.

Fotos: Pixabay.

Ir arriba