A través del Facebook de Álvaro Bilbao nos enteramos de la nueva guía «Trastornos del comportamiento de niños y adolescentes» que ha publicado el Hospital del Niño Jesús y la Comunidad de Madrid, que viene cargada de polémica.

La guía viene a ayudar a muchos padres con las diferentes situaciones que nos podemos encontrar de forma más habitual o no tan habitual con nuestros pequeños. La mayoría de las veces no hay que asustarse, no son trastornos, ni enfermedades.

Es algo natural y normal a diferentes edades de los bebés y niños. Pero la polémica con la guía ha saltado en muchos sitios por la página 25 donde se habla sobre los trastornos del sueño. El propio Álvaro ha comentado en su blog y os compartimos la página subrayada con algunas cosas con las que tampoco estoy de acuerdo, como padre de un niño de poco más de 1 año que soy.

Os invitamos a leer el artículo de Álvaro que explica realmente bien porque muchos estamos en desacuerdo con estos mótivos al igual que el. Un resumen rápido siempre es aplicar el sentido común y como «animales» que somos proteger y abrazar a nuestro bebés es lo mejor del mundo. Dejarlo sólo en su habitación llorando seguro que no aporta nada al bebé, más bien puede generar frustación y miedo, sii al final se duerme pero desconsolado.

Tener a tu bebé en brazos es muy positivo para el niño y para ti. Hazlo siempre que puedas, que luego el tiempo pasa muy rápido. Si lo dejas llorando sólo al final hasta se podrían generar situaciones de riesgo para el.

También te puede interesar:
Ejercicios para pies planos en niños

Recuerda que todo llega, o conoceís a «niños» con 16 años que sigan durmiendo con sus padres o los necesiten para dormir.

Pero sobre todo en relación al título de este artículo, si es que has sido capaz de llegar hasta aquí, es que dejar llorar a tu inocente bebés hasta que pueda llegar a vomitar es una auténtica barbaridad, una salvajada como comenta Álvaro. Imagina que te lo hacen a ti, o que lo hacen una residencia de menores o a una persona mayor. Por favor pongamos un poco de coherencia y no hagamos vomitar a un pequeño para supuestamente ayudarte a dormir.

Álvaro lo describe muy bien con su frace: «Si queremos enseñar a los niños humanidad, hay que empezar por educarlos con humanidad.»

Más información en la web de la Comunidad de Madrid. También podéis descargar la guía «Trastornos del comportamiento de niños y adolescentes» en PDF.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here