bebe

Durante los primeros años de vida del bebé, sus manos pasan por una serie de fases. Cuando un adulto le entrega un objeto a un bebé de 3 a 5 meses, éste suele cogerlo con las dos manos. Los movimientos de los brazos del recién nacido son imprecisos. Durante esta etapa no hay tendencias zurdas o diestras. A los4 meses, el bebé coge el objeto suele cogerlo con una sola mano; que en la mayoría de los casos en la izquierda. A los 6 meses suele desaparecer esta tendencia zurda aunque hay personas que les suele acompañar por el resto de su vida. A los 7 meses, la mano predominante suele ser la derecha. El bebé experimenta con ambas manos pero la derecha suele predominar.

A los 8 meses suele utilizar una y otra mano indistintamente. A los 9 meses suele predominar de nuevo la izquierda, y a los 1o meses, la derecha. En torno a los 11 meses, suele tener una tendencia clara y en ese momento sabremos si es zurdo o diestra para el resto de sus días. Cuando cumple su primer añito, el niño ya es consciente de qué mano es la que más utiliza. A los 20 meses se produce un período de confusión en el que el bebé utiliza ambas manos sin mostrar una tendencia determinada. A los 3 años vuelve a tener una etapa de confusión. A los 4 años podemos decir que no hay vuelta atrás.

Como todos sabemos los diestros predominan sobre los zurdos, 1 de cada 10 son de éste último grupo. La forma en la que el bebé se acomoda en el útero materno ya establece una postura preferida al final del embarazo. La mayoría de los bebés se tumban sobre el costado derecho. Como vemos, desde el nacimiento siempre hay una tendencia a ser diestro.

Dejar una respuesta