Los parques infantiles existen desde hace muchísimos años y han evolucionado con la sociedad, estando mucho más preparados y acondicionados para los niños. Parece impensable que hace sólo unas décadas, los columpios estuvieran hechos de hierro, que con el tiempo se oxidaba, con las peligrosas esquinas, los cantos y el suelo lleno de piedras que eran las que amortiguaban la caída.

Todos, cuando éramos niños, hemos tenido oportunidad de ir al parque alguna vez, incluso cuando eran lugares mucho más peligrosos que ahora. Pero creo que ahora estamos viviendo la generación del parque.

El parque es el destino elegido por cada vez más niños y padres, para pasar la tarde, después de salir del colegio y antes de llegar a casa. Es prácticamente una rutina diaria. Los niños se divierten, se desahogan, se cansan y los padres nos sentamos en un banco de alrededor, conversando y echando de vez en cuando una miradita hacia los columpios.

Teniendo en cuenta que es una actividad al aire libre, que los niños se relacionan unos con otros, que los columpios están cada vez mejor acondicionados y que entre tanto sube y baja los niños practican ejercicio, puede considerarse una actividad muy recomendada. Pero, no debemos olvidar que hay otras muchas formas de divertir a los niños. Pueden jugar a pillar, al escondite, al pollito inglés, a la pelota (en cualquier modalidad), a la cuerda, a detectives, a pies quietos, al sambori… Hay otras muchas actividades con las que los niños se divierten, se desahogan, se cansan, juegan, hacen ejercicio y además, interactúan y se relacionan entre ellos de una forma más dinámica, social y motivadora.

Los elementos del parque pueden servir para integrarlos en cualquier tipo de juego en el que desarrollen su imaginación, su sociabilidad y su capacidad para formar parte de un grupo. Está claro que a los padres nos viene muy bien tener un rato de conversación con otros adultos mientras los niños disfrutan en el parque, pero también podemos darles algunas pautas, indicarles algunos juegos, participar con ellos en alguna actividad lúdica para ofrecerles más opciones a los columpios.

 

Dejar una respuesta