silla bebes

Los niños que pesen menos de 18 kilos tendrán que viajar en sillitas de coche obligatoriamente, que deberán colocar en sentido contrario a la marcha, siempre y cuando el dispositivo lo permita y el niño tenga menos de 4 años. Además, aquellos peques que midan 135 centímetros o menos, deberán estar sentados en el asiento de detrás.

La reforma del Reglamento General de Circulación, que incluye (límites de velocidad, entre otros aspectos) ha hablado sobre los sistemas de retención infantil.  Actualmente, este Reglamento establece que los menores de 12 años sólo pueden viajar en los asientos delanteros de un vehículo si van colocados en ‘dispositivos homologados al efecto’  siempre que midan más de 135 centímetros, con cinturón. Para los niños que midan menos de esto, deben sentarse atrás obligarotiamente detrás y deberán llevar su dispositivo de retención homologado.

Colocar a los niños en una sillita’ en sentido contrario a la marcha cuando se viaja en coche puede reducir hasta en un 75% el riesgo de que los menores sufran lesiones en caso de accidente de tráfico. Por ello, se va a proponer este cambio para que los niños viajen en estas sillas, en sentido contrario a la marcha. La razón de que colocar el sistema de retención infantil en sentido contrario a la marcha es que las fuerzas que se registran en caso de impacto se distribuyen por todo el cuerpo y no se concentran en la zona del cuello.

Sea como sea, hay que saber qué es lo que le conviene a nuestro hijo para protegerle de cualquier imprevisto mientras conducimos.

Dejar una respuesta